Yes, the river knows: ¡¡Adiós Ray!!

¿Quién no recuerda el comienzo de Light my Fire de los Doors o su enorme solo de teclados al final? ¿Quién no reucerda a Jim Morrison? Pues el co-fundador y creador del característico sonido de la banda con sus teclados psicodélicos y mágicos, Ray Manzarek, falleció el pasado lunes en Berlín.
Si Jim puso todo su histrionismo, su rebeldía, su belleza sobre el escenario para crear un mito, Ray fue el que, en la sombra, con su eterno Vox dio caracter a la música de los Doors.
Manzarek & Morrison: las puertas de la percepción


Recordemos que la guitarra de Robby Krieger era un instrumento meramente rítmico en la banda y que era Ray quien cargaba con el peso instrumental, incluso haciendo las funciones de bajista (mediante un teclado Fender Rhodes Bass) en los directos. Las grabaciones de los discos siempre contaron con bajistas de sesión.
The Doors (una de las bandas favoritas de mi mujer, por cierto) personificaron como nadie en los comienzos del Rock la rebeldía y el inconformismo que, al menos en aquellos años 60, iban unidos a la música. Actitud de verdad, sin poses. Y quiero creer que Ray participó del torbellino Morrison no sólo en lo puramente musical.
Desde aquí mi humilde homenaje a Ray Manzarek y a su legado con los Doors, del que habrá que hablar más de una vez.
This is the end, my only friend…
Si te ha gustado:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.