Versiones, diversiones y perversiones: especial Better By You, Better Than Me

Ya lo hice en tiempos y, me temo, que voy a volver a repetir hoy: me dispongo a reseñar la historia (más o menos) de una canción al estilo de Raúl en La Guitarra de las Musas, y aunque lo voy a hacer mucho peor que él, no he podido resistirme a escribir esta entrada. Así que vayan por delante mis disculpas por esta pequeña intromisión en el universo de las Musas de Raúl y también mi intención de emular lo mejor posible al maestro.

Para hablar del tema en cuestión, Better By You, Better Than Me de Judas Priest, nos tenemos que remontar a 1978, año en que aparecía en el mercado el cuarto álbum de la emblemática banda británica que marcaría, a su vez, un hito en la historia del Rock y el Heavy Metal: Stained Class se considera a día de hoy uno de los mejores discos de Judas Priest, una de las mayores influencias para las bandas de Trash y Speed Metal y, cómo no, piedra angular de la NWOBHM. También fue el disco que marcó el comienzo de la etapa de cuero y metal en la vestimenta de Judas Priest, creando uno de los iconos más identificativos del Heavy Metal y uno de los sellos de marca más particulares de los Judas.

En aquella época era frecuente, como los más mayores ya sabéis, lanzar el disco después de haberlo promocionado con un single o sencillo, y para ello, la CBS, le pidió a los Judas que incluyeran algo que se estilaba igualmente en el momento: hacer una versión de alguna canción de referencia para la banda. Pues bien, Halford & co. escogieron la que, a la sazón, se convertiría en uno de sus mayores éxitos de todos los tiempos: un viejo tema de la banda de Rock Progresivo Spooky Tooth llamado, ¿adivináis?, Better By You, Better Than Me, por supuesto.

La cosa se hubiera quedado ahí si todo hubiera seguido su curso normal, pero resulta que 12 años después, en 1990, dos chavales estadounidenses bastante borrachos decidieron pegarse un tiro cada uno con una escopeta, a resultas de lo cual uno de ellos murió instantáneamente y el otro quedó gravemente herido y con la cara desfigurada, muriendo tres años después por una sobredosis de analgésicos. Los padres de este último denunciaron a Judas Priest porque, según ellos, los chicos procedieron de aquel modo suicida instigados por los mensajes subliminales que se escuchaban en el disco Stained Class, sobre todo en las canciones ExciterBetter By You, Better Than Me; alegaba su abogado que en esta aparecía, en concreto, el mensaje subliminal ‘do it’ (hazlo), refriéndose al suicidio. Ya, ni tú, ni yo, ni nadie lo entiende, pero estaban intentando rascar algo de pasta y en los EE.UU. esas cosas, a veces, funcionan.

Por fortuna, semejante estupidez no se llegó a tomar en cuenta y la acusación fue desestimada, de modo que los padres de las supuestas víctimas no vieron ni un duro de los Judas. En cualquier caso, se dieron situaciones tan grotescas como que Rob Halford (¡¡de traje!!) fuera obligado a declarar cantando y que tuviera que explicar que esos característicos ‘yeah’ respiratorios al final de los versos del estribillo eran normales en su manera de cantar y no una especie de ‘do it’ encubierto:

O que el propio cantante aclarara a la corte que, de poner mensajes subliminales, en sus discos lo harían para que sus admiradores compraran más discos y merchandise de la banda, lo cual tiene más lógica, ¿verdad?

Bueno, y hasta ahí la historia de Better By You, Better Than Me… ¿O no? Pues no, porque hace poco descubrí que la banda española Los Bravos también versionaron este tema para la cara B del single de Welcome to Mars publicado en 1973; y ahora os reto a que, escuchando la original de Spooky Tooth y esta de los Bravos, me digáis en cuál de las dos se basaron los Judas (recordad, en 1978) para hacer uno de sus mayores éxitos:

Sinceramente, y sin que por ello pierda ni un ápice de estima por una de mis bandas favoritas de todos los tiempos, a mí me da que los Judas se basaron en el ritmo y la cadencia, más acelerada, más hard, que Los Bravos le imprimieron al temazo de Spooky Tooth; aunque tampoco haya que restarle méritos a la pedazo de versión que hicieron los británicos con esa voz que es esencia y sello del Heavy Metal. A vuestra elección lo dejo…

 

Si te ha gustado:

2 comments

  1. ¡Qué historia más buena, Alex! Me ha encantado la entrada. La versión de Los Bravos me parece espectacular, y me da para una reflexión sobre los prejuicios: reto a cualquiera que no supiera que Los Bravos han hecho esta versión a escucharla, a ver cuántos dirían que es de ellos; a veces las bandas quedan prisioneras de su estilo más reconocible y eso ya sirve para prejuzgarlas y etiquetarlas; hace poco ponía un tema de pop psicodélico de los Bee Gees, grupo que la mayor parte de los aficionados sólo conocen por su etapa discotequera. El vídeo de Rob Halford es de traca. Te animo a que escuches otra versión, la del grupo alemán de klautrock Armaggedon (creo que sólo sacaron un disco), es de 1970 … Muchas gracias por la mención y, sobre todo, por tus elogiosas palabras. Abrazos.

    https://www.youtube.com/watch?v=CXuZkDRq10M

    1. ¡¡Me alegra mucho que te haya gustado!! Estoy seguro que Armaggedon se inspiraron en la versión original: es muy similar en el tempo y la cadencia, no como la de los Judas, claramente, inspirada por Los Bravos, ¡¡quién me lo iba a decir!! jejjeje
      Yo mismo me quedé gratamente sorprendido por conocer esa otra faceta de los Bee Gees, está claro que hay que abrir el abanico y no empecinarnos en encasillar a las bandas…
      Un abrazo!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.