Verano de conciertos – Deep Purple, California Jam, 1974

Estamos ante uno de los conciertos más increíbles de la historia del Rock, y no solo por la pedazo de actuación antológica que se marcaron los Purple en California en 1974, es que además hubo un número que los organizadores no se esperaban…

El escenario fue el festival California Jam, en el que actuaron, atención, las siguientes bandas:  Rare Earth, Earth Wind & Fire, Eagles, Seals & Crofts, Black Oak Arkansas y como platos fuertes del festival Black SabbathDeep Purple y Emerson, Lake & Palmer. En verdad, los Purple fueron muy profesionales y se presentaron en perfecta formación (el recién estrenado MK III con unos jovencísimos y estupendos Glenn Hughes y David Coverdale) una hora antes de su entrada en escena. Pero, en el último momento, los organizadores decidieron que la banda que iba a cerrar el festival fuera ELP y no Deep Purple, con el consiguiente cabreo del Hombre de Negro, pues la actuación de su banda iba a quedar deslucida por la luz del día si la adelantaban.

Cuentan que incluso llegó a encerrarse en su camerino decidido a no salir, pero le pudo la profesionalidad y el deber para con su público y, no solo salieron a escena, si no que además ofrecieron un concierto bestial. Pero al final, el Sr. Blackmore, decidido a dejar constancia de su enorme cabreo, monta un pifostio en el escenario que es digno de ver: destrozó a guitarrazos una cámara, prendió fuego a medio backline (previamente rociado por los roadies con algún líquido inflamable por orden suya) causando una explosión que lleno de fuego y humo el escenario (smouuuuuukkkk) y, mientras se contoneaba como un poseso, lanzaba guitarras y amplis al foso… Todo mientras el grupo seguía tocando entre las llamas… Cuentan que la banda tuvo que salir del lugar en helicóptero para evitar la furia de los organizadores y un seguro arresto.

Realmente digno de ver y escuchar.

Si te ha gustado:

2 comments

  1. La que lió fue tremenda, no me extraña que tuvieran que salir en helicóptero … Primero se pone a hacer el tonto con una guitarra, que manda al público, coge otra y la rompe contra un bafle, la tercera la toca con los pies mientras algo explota y el escenario se ve en llamas, luego lanza partes del equipo de sonido al público, en fin una auténtica locura. Espero que vayan bien tus vacaciones, Alex. Un abrazo

  2. Fue un gran concierto y un gran ‘espectáculo’ jejjeje… No vamos mal, Raúl, espero que tu también estés disfrutando. ¡¡¡Ya queda poco!!!
    Un abrazo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.