Una chapa, dos chapas, tres chapas

Antes de vestir mi primera sudadera de Motörhead, antes de llevar chupa de cuero o chaqueta vaquera, antes de usar una muñequera de pinchos, antes de todo eso… estaban las chapas. Las vi por primera vez en una actuación de Aplauso, juraría que en alguna prenda de un componente de Barón Rojo u Obús, y me llamaron mucho la atención. Esos pequeños botones pronto empezaron a aparecer una y otra vez en mi campo de visión y siempre en entornos relacionados con mi emergente pasión por aquel entonces: el Rock. Tenía que hacerme con alguna…
 
imag0970
Algunas de las chapas de mi colección original
Una tía mía, muy joven, estudiaba su carrera en Cáceres en ese momento (1981 u 82) y a ella le encargué un ‘botón’ de esos tan curioso que la peña llevaba enganchado en la ropa. No le di ninguna indicación más porque realmente no sabía qué eran, pero ella, con una clarividencia casi mágica, al poco me trajo una chapa en la que se veía una serpiente blanca y una letras rojas: Whitesnake. No sabía qué demonios era eso de Whitesnake, pero me gustaba. Pronto averiguaría que detrás de esas letras se escondía una de las mejores bandas de Hard Rock de la historia, pero ese es otro cantar (y nunca mejor dicho). La chapa me hizo una ilusión bárbara y fue la primera de una colección que se fue ampliando a lo largo de los años, por cierto, que todavía la conservo en un estado bastante bueno:
 
imag0978
Mi primera chapa
En realidad no sé por qué se les llama así, chapas, supongo que por el material del que están hechas en su mayoría, pero lo que sí parece comprobado es que son la evolución lógica de algo que se viene haciendo desde muy antiguo: la historia está llena de broches y placas para adornar y/o identificar a determinadas autoridades o representantes de alguna entidad. Sin ir más lejos, recordemos la famosa estrella de los sheriffs norteamericanos o su evolucionadas primas en forma de placas en las policías de medio mundo.
 
Pero si nos ponemos a hacer un poco de historia, al parecer y según la Wikipedia, “las chapas con contenido políticos se han utilizado en los Estados Unidos desde la primera toma de posesión presidencial en 1789, cuando los partidarios de George Washington llevaban chapas impresas con un eslogan. Estas chapitas originalmente fueron cosidas a la solapa de un abrigo o usadas como un colgante en una cadena. Las chapas de la primera campaña se hicieron con fotografías para promover la plataforma política de Abraham Lincoln en 1860″.
“Benjamin S. Whitehead patentó la primera innovación en el diseño en 1893 mediante la inserción de una lámina de película transparente de celuloide sobre una fotografía montada sobre una placa para proteger la imagen de los arañazos, la lluvia y la abrasión. Whitehead tenía patentes para diversos diseños de escudos ornamentales y medallones con anterioridad, patentándolas desde 1892. Otra patente se emitió a Whitehead y Hoag el 21 de julio de 1896 para una Chapa o chapita, que utiliza una punta metálica anclada a la parte posterior del botón para fijar la placa. Gracias a estas mejoras, en Estados Unidos empezaron a fabricarlas en masa, pues eran mucho más baratas que los medallones y los colgantes que solían usar en aquella época”.
imag0979
Algunas de mis chapas más modernas
O sea, que ya venían de antiguo, pero en los 80 fueron los Sex Pistols, con su revolucionarias modas, las que volvieron a ponerlas en el candelero en el mundo del Rock, y fue cuando la mayoría de nosotros las conocimos. Yo, al modo de los tenderetes callejeros donde solía comprarlas, me fabriqué un expositor con algo de foam y un trozo de tabla cuando tuve un número considerable de ellas y cada día elegía cual luciría como la parte más importante de mi vestuario. Todo un ritual y, en cierto modo, una declaración de mis preferencias del momento. 
 
Otra de las maneras de conseguirlas fue, durante muchos años, en las casetas de tiro de las ferias, aunque también se podían facbricar a partir de un recorte del BID, como estas dos que me hice en su día de los mellizos de Queen:
 
imag0972
 
 
O esta otra de Iron Maiden, cuyo recubrimiento a base pegamento no ha resistido tan bien el paso del tiempo:
 
imag0975
 
 
A día de hoy sigo comprándolas y las llevo en chaquetas y cazadoras, según me parezca, me siguen pareciendo un complemento muy chulo; y aunque su uso está ya muy extendido y sirven para reivindicar o mostrar casi cualquier cosa, para mi siempre tendrán la impronta que en mi momento les dio el Rock y serán uno de los adornos rockeros por excelencia.
Si te ha gustado:

9 comments

  1. Pues hombre, no se, pero lo de chapas tal vez sea por su parecido con las chapas de las botellas.
    Yo tuve alguna pero nunca fui muy aficionado a ellas y las que tenía no las llevaba en la solapa de la chupa para no estropearla pero si que servían para decorar mi macuto, uno de esos tipo militar que tan de moda estaban. Ahora llevo dos en un bolso, uno es de una batería que me regaló hace mogollón de años un amigo y el otro es una clave de sol que le compré a mi hija para no se que historia del cole.
    Yo prefería decorar yo mismo mis cazadoras vaqueras o chalecos con los logos de mis bandas favoritas y otras como Twisted Sister que no eran de mis favoritas pero tenían uno de los logos más chulos que he visto nunca.
    Por cierto, que la chapa de Maiden, la del Killer, parece una pizza jajajaja.
    Bonita entrada y muy entrañable. Que tiempos.
    Un saludo y buen finde.

  2. …jeje…yo tambien me hice algunas con las minifotos del BID….que recuerdos me trae lo de las chapas…..sobre todo recuerdos azuagueños, y feriantes, porque era en feria y en los tenderetes que ponían en el parque donde nos arremolinábamos la chavalería para ver si veiamos alguna de nuestros grupos preferidos. Es más, algunas de ellas se podían conseguir afinando la puntería (e intuyendo la desviación manipulada del tiro) para romper los palillos de dientes que las sujetaban……que tiempos¡¡¡……moooola..

  3. Has tocado un tema con el que me pongo muy nostálgico y cabreado conmigo mismo por haber perdido mis chapas en alguna mudanza o vete tú a saber cuándo; me ha dado mucha envidia ver las tuyas, sobre todo las más antiguas. Eso sí, aún conservo mis viejos pósters, que daban en algunas revistas como Vibraciones, deben estar muy deteriorados, a lo mejor me animo a buscarlos a ver qué tal están. Yo nunca he llevado estética rockera al uso pero siempre llevaba chapas en los jerseys, generalmente una o dos que iba cambiando según me parecía o cuando mi madre lavaba la ropa. Mis recuerdos son alogo más antiguos, de cuando comencé en el instituto, allá por 1977 ó 1978; mis preferidas eran las de Led Zeppelin, Ian Anderson y Deep Purple. Muy interesante la parte histórica, Alex. Saludos.

  4. Yo también me colocaba patches y cadenas y demás parafernalia en las cazadoras, entre ellos mi favorito fue un patche de Eddie en la carlinga del caza de la portada del single de Aces High que ocupaba toda la espalda de la chupa vaquera, un flipe jejjeje
    Llevas razón, la chapa del Killers parece un pizza jajjaja
    Bueno, esta semana estaré de viaje en Italia, así que hasta el lunes que viene o así no volveré a estar operativo.
    Hasta entonces, ¡¡un saludo!!

  5. Pues sí Manu, más de una y más de dos de las chapas de la foto que ilustra la entrada proviene de aquellos puestos que aún hoy siguen viniendo a la feria y los dueños se acuerdan todavía de nosotros, ¡¡anda que no echamos horas tirando palillos!! ¡¡Cómo pasa el tiempo leñe!!
    Un abrazo!!

  6. Hey, yo también conservo mis antiguos pósters y mucha parafernalia relacionada con el Rock, sobre todo camisetas, tengo una caja llena literalmente, y no es una caja pequeña, más las que tengo al uso… Igual un día hago una entrada de recuerdos, chismes, ropas y demás que tengo… Incluso podría ser tema de una entrada de esas multiples en las que cada bloguero habla de un mismo tema: "Mis viejos recuerdos rockeros" o algo así jejeje
    Bueno Raúl, como le decía a Salva, esta semana me voy al viaje a ver a Gilmour en Pompeya, así que estaré en modo vacaciones y sin participar, espero, si me dejan, traerme algunas buenas fotos para ilustrar una entrada acerca de la vuelta de David a Pompeii…
    Un saludo y feliz semana!!

  7. Hay yo quiero una chapica el gilmour….
    Que suerte….
    Yo también tuve chapicas y seguramente acabaron siendo recicladas para hacer una lata….ahora llevo alguna en una bandolera tipo me los tarde que me regalo mi hermano y que me hace sentir mas joven…
    Así que también tienes alma de artesano, no conocía esa técnica para hacer chapas ya la pasaras para hacerle a mi hija que sin duda ella luego las hará porque son esponjas…
    Saludos

  8. Sin duda que tu hija las puede hacer: si podía yo, ella seguro jajjaja En realidad lo que hacía era retirar el plástico o lo que fuera que no me gustara y lo sustituía por algo de mi gusto, luego un poco de plástico encima como protección y ya está… También lo probé con pegamento como protector, pero el resultado está a la vista en la chapa de Iron Maiden: un poco feo y como dice Salva, parece una pizza jejjeje
    A ver si te consigo una chapa de Gilmour, en los puestos del concierto no las vendían, ni siquiera pins, pero si me hago con alguna, cuenta con ella.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.