The Rutles, los ‘otros’ Beatles

Si escuchamos el nombre de Eric Idle, más allá de reconocer a uno de los Monty Python, a casi todos nos viene a la memoria la genial escena final de La Vida de Brian en la que, crucificado, canta aquello de always look on the bright side of life: absolutamente genial, tanto la escena, como la película, ¿verdad? Es probable que Eric Idle haya sido siempre mi Python favorito, y eso incluso antes de conocer la no menos genial historia de The Rutles, la banda que… bueno, que ahora os cuento…

Todo comenzó en 1975 con un sketch televisivo para la BBC2 que se llamó Rutland Weekend Television (RWT) escrito por Eric Idle con música de Neil Innes, en el que se parodiaba lo que se suponía que era la «red de televisión más pequeña de Gran Bretaña», situada en el condado rural también más pequeño de Inglaterra: Rutland. Ese especial fue el catalizador de The Rutles, una banda, entre tributo y parodia, de los mismísimos Beatles, en la que Innes se convertía en un segundo Lennon y Idle en el alter ego de George Harrison, completando la formación David Battley como el personaje de McCartney y John Halsey como el de Ringo. En esa banda los personajes se presentaban como: Dirk (Idle), Nasty (Innes), Stig (Battley) y Barry (Halsey). Pero ojo, mirad cómo se lo montaban:

La historia de The Rutles recuerda bastante a la de Spinal Tab, siendo de las pocas docu-bandas falsas que pasaron del mero divertimento a conformar un, bastante sólido, entramado más allá de la ficción cinematográfica, porque, sí amigos, The Rutles tuvieron su propia película: The Rutles. All You Need is Cash.

La película cuajaría dos años después de la primera aparición de los Rutles en la RWT y su banda sonora, cómo no, está plagada de temas evidentemente ‘beatlelianos’, además de contar con fantásticos cameos de Ron Wood, Mick Jagger, Paul Simon, John Belushi, Bianca Jagger o el propio George Harrison, el primer Beatle que se rió abiertamente de esta historia, cosa que acabaron haciendo, parece ser, al menos tres de ellos. Y evidentemente, cualquier asomo de coincidencia con la realidad es, pues eso, pura coincidencia.

La película sigue a los Rutles en su imparable ascenso y trufa la historia con los hits de la banda y declaraciones de sus miembros aquí y allá. Algunos son temas realmente memorables, como el estupendo Cheese and Onions:

O Get Up and Go, en la que recrean el híper famoso concierto en la azotea de Apple, con una canción que es un simpático calco de Get Back:

La música de los Rutles es realmente genial: el sentido musical de Innes es excelente y sus arreglos recuerdan a los diferentes períodos de los Beatles. Se pueden encontrar numerosos discos y antologías que han salido al mercado al hilo de lo que la banda auténtica hacía: por ejemplo, a mediados de los años 90, el documental y álbum de los Beatles Anthology inspiró el Archaeology de los Rutles. A principios de la década de 2000, el exitoso álbum 1 del grupo real generó el falso pero encantador documental de Rutles, Can’t Buy me Lunch.

The Rutles, pueden pasar por ser el primer grupo tributo famoso de la historia de la música popular y su historia está más que documentada en Internet. Yo lo dejo aquí, aunque la historia es bastante más extensa. Os enlazo la peli completa y, si os apetece, no tenéis más que buscar un poco y podréis disfrutar de esta gran banda que surgió a la sombra de una de las más grandes de la historia, una banda que aún siendo una ‘copia’, deja a más de uno y más de una fuera de juego… ¡¡Y sin autotunes ni compings del demonio!!

Evidentemente, está en inglés pues no creo que se haya hecho ningún doblaje (al menos yo no lo conozco), pero se puede seguir bastante bien incluso si tu nivel de inglés no es muy allá, activando los subtítulos y, por supuesto, la música se disfruta igualmente.

Si te ha gustado:

4 comments

  1. ¡Qué historia más buena! Una banda tributo antes de que existiera ese concepto … Lo hacen muy bien, y tienen hasta película, no tenía ni idea. El estilo beatle tuvo muchos adeptos en los años sesenta, no hay más que ver a bandas como The Monkeys, The Hollies, Gerry & The Pacemakers, The Turtles, incluso algunos discos de The Byrds. Un abrazo, Alex.

    1. Gran historia y no demasiado conocida, es verdad Raúl, y como digo en la entrada, merece la pena escarbar un poco en Internet y completar. Dicen las malas lenguas que los Monkeys fueron una creación puramente comercial y que eran otros, menos agraciados, los que de verdad hacían la música… Algo parecido a lo de Milli Vanilli o Boney M jajjaja
      Abrazos Raúl!!

  2. Jajaja, lo que me he llegado a reír. Por supuesto, recuerdo a Eric Idle en esa escena final, crucificado y cantando, en aquella genial parodia de la vida de Jesucristo. Imposible no recordar la película y la escena. Pero de ahí a tan siquiera sospechar toda esta «historia paralela» que se montó Idle hay un trecho. Por supuesto que no tenía ni la más remota idea. Por eso es sorprendente y muy divertido, y por eso te felicito por la entrada. Imposible no ver el primer vídeo con una sonrisa de oreja a oreja. La parodia es total… todo, la imagen, los cortes de pelo, el estilo musical… Y la parodia del Get Back en la azotea ya es total, qué bueno. Interesantísima historia, me ha gustado y divertido mucho. Lo hicieron muy bien, caramba, con película y todo. Y las parodias en los títulos de los temas, jajaja. Geniales.
    Un saludo.

    1. Pues sí What, la historia es todo un puntazo, desde que la conocí estaba deseando contarla. Gracias por la felicitación, pero mi mérito es bien poco, sólo el de mero transmisor.
      Estaría genial tener una versión doblada de la peli completa porque es muy divertida y eso sin llegar a entender bien todos los giros y juegos de palabra.
      Me alegra mucho que te hayas divertido con la entrada y con esos maravillosos Rutles.
      Abrazos!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.