¡¡Somos los Mods!!

Quien haya visto Quadrophenia, la peli inspirada en el disco de los Who, sabrá ya lo que es vestir una M-51, subirse a una scooter tuneada con un montón de espejos y dirigirse a las playas de Brighton para enfrentarse a los eternos antagonistas, los Rockers, enfundados en sus chupas de cuero negro. Exactamente: ¡¡somos los Mods!! Y nos gusta la música, claro que sí… Pero aclaremos conceptos, pues los Mods nacieron antes de que a los Who se les ocurriera dar vida a Jimmy en su magistral Quadrophenia. Aunque también es cierto que ellos, los Who, en sus inicios fueron la encarnación hecha banda de un movimiento (o tribu urbana si lo preferís) que nació en la Inglaterra de clase media de los años 50.

Inspiradores, además de la famosa ópera Rock Quadrophenia, de la mismísima Naranja Mecánica de Anthony Burguess, los Mods originales, aquellos que a finales de los 50 y mediados de los 60 vestían impecables trajes y escuchaban Soul, Jazz y Rythm & Blues, fueron chavales de clase media que buscaban en la música y la vestimenta una manera de distinguirse del resto de la sociedad e identificarse entre sus iguales; sentimientos que son comunes a la mayoría de tribus urbanas. En este punto resulta aclaratorio explicar que muchos de aquellos chavales eran hijos de sastres, por lo que tenían fácil acceso a las últimas tendencias de la moda del momento.

Las parkas militares M-51 del ejercito estadounidense o los Levi’s 501 formaban parte obligada de su indumentaria, además de los trajes de buen corte o las Chelsea Boots, pero si había algo que los distinguía a la perfección eran sus scooters (Vespas o, mejor, Lambrettas) tuneadas hasta lo inverosímil, con un montón de espejos y la omnipresente escarapela con los colores de la bandera británica; porque, todo hay que decirlo, el movimiento Mod fue algo típicamente inglés, aunque más tarde se exportara a casi cualquier país del mundo occidental.

Lo de usar scooters tiene una explicación sencilla en una gran ciudad, donde con una moto relativamente barata te puedes mover a casi cualquier sitio, pero, ¿por qué añadirle cantidades ingentes de espejos retrovisores? Esto fue una reacción contra una ley que instituyó que las motos debían llevar, al menos, un espejo retrovisor: los Mods decidieron burlarse de esa nueva legislación montando en sus motocicletas hasta 10 o más espejos, dotándolas de un aspecto único y fácilmente identificable como símbolo de su militancia Mod.

¿Y por qué ‘Mods‘?  El nombre que los identifica proviene de su interés por la moda y las nuevas tendencias y de su fanatismo por el «MODern jazz», aunque también se hicieron adeptos a otras corrientes ‘modernas’ de la época como el arte, la literatura y la filosofía. Y también tuvieron su droga de moda: las anfetas, que consumían en grandes cantidades para aguantar las largas jornadas laborales y las no menos largas noches de juerga en las que bailaban hasta reventar sus ritmos preferidos.

Y ahora vamos a lo fundamental, a la música, cómo no, verdadera unificadora en las tribus urbanas y catalizador mediante el cual los jóvenes (y no tan jóvenes) se adscriben a un movimiento u otro. En el caso de los Mods, la música que los arropaba era bastante variada y no tan lejana del Rock primigenio que escuchaban sus eternos enemigos. Los primeros Who y The Jam (no por nada Paul Weller es conocido como The Modfather) son quizá las bandas más emblemáticas, atemporales y conocidas…

Pero desde los inicios los Mods escuchaban Modern Jazz (Bebop, Cool…), Soul, Ska, BeatRythm & Blues, dependiendo de la etapa en la que el movimiento estaba inmerso. En los inicios en los años 50 y primeros sesenta, predominó entre ellos el Jazz:

Más adelante, en los 70, se incorporaron a sus escuchas el Soul y el Ska, entre otros sonidos.

En los 80, con el ideal Mod un poco olvidado, hubieron de reinventarse y bandas como Madness o The Specials, fueron sus referentes musicales.

De ahí en adelante, todos esos estilos que se habían ido sumando a las escuchas de los Mods conformaron una identidad musical muy rica y variada, destilada quizá en un estilo en particular al que hoy en día se asocia mayoritariamente a los Mods: el Northern Soul inspirado por el sonido Motown de bandas y solistas como The Tomangoes, The Tams, Mike Post Coalition, The Fascinations, Benny Spellman, Tobi Legend, 7Dwarfs, Eloise Laws o Curtis Mayfield, por mencionar solo un puñado de un extensísimo plantel de grandes músicos que se pueden agrupar bajo la etiqueta (siempre difíciles de delimitar) del Northern Soul.

A día de hoy, cuando la vorágine de la moda ha fagocitado movimientos y estilos popularizándolos y arrebatándoles su identidad, es difícil saber si alguien es Mod o simplemente ha elegido por casualidad una parka verde con una escarapela porque la vendían en un Zara, pero yo sé (y me gusta saberlo) que todavía existen Mods puros de corazón dispuestos a pasarse la noche entera bailando y disfrutando de la música. ¿Nos vemos en Brighton?

Si te ha gustado:

5 comments

  1. Nunca me metí en el mundillo de los Mods pero me has recordado dos cosas de la infancia: la imagen de los Scotters con un millón de retrovisores y una viñeta de un libro de Catalán en E.G.B. donde nos hablaban de las tribus urbanas y, en unas viñetas, se veían diferentes “étnias” enfrentadas y mirándose con más que mala leche… y estaban los Mods Vs Rockers! A parte de por la calidad de tu entrada, gracias por despertarme involuntariamente buenos recuerdos!

    Un abrazo! Wassail!

    1. Bueno, pues me alegro que te hayas dado un paseillo por tu infancia a costa de esta entrada Hermano. Yo tuve una época de auténtico delirio por los Who (y aunque siguen gustándome muchísimo, lo de aquellos años fue una auténtica obsesión) y desde entonces me llamaron la atención los Mods y me interesé por su cultura y su estilo.
      Un abrazo!!! Wassail!!!

  2. Me ha pasado lo mismo que a Alberto, me he acordado de mis tiempos del instituto; cuando se estrenó “Quadrophenia” yo tenía 16 años, me acuerdo muy bien de lo que supuso aquella peli entre nosotros, y eso que éramos más bien de hard rock y rock sinfónico. Fuimos a ver la peli al cine y, en los años siguientes, fui a verla solo unas cuantas veces más, a veces en sesión doble con “Tommy”, que había sido estrenada años antes. Había un compañero en mi instituto que era mod, aunque él nunca hablaba de ello (bueno, en realidad apenas hablaba con nadie), tenía un aire distante y distinto al de todos nosotros, vestía al modo mod y parecía como mayor que nosotros; un día le pregunté qué música escuchaba, te puedes imaginar lo que me dijo: los Who; le volví a insistir, ¿y además de los Who?, me volvió a decir: los Who; ya a la tercera, conseguí que me dijera otro grupo, adivina cuál: Queen … Una entrada muy interesante, Alex, con todas esas referencias musicales del entorno Mod; el tema de The Jam lo tenía en mi lista. Por cierto, hace unos años estuve en Brighton y pude conocer el entorno en el que se rodó “Quadrophenia”. Un abrazo.

  3. Que suerte haber podido ver las playas de Brighton, porque además del rollo Mod, debe ser una ciudad bastante bonita…
    Hay que ver el Mod de tu instituto, igual era una especie de As de Oros, jajjaja
    Yo tardé un montón en ver la peli, aunque supe de su existencia bastante pronto: pero la eterna historia de vivir en un pueblo, si ya era difícil ver las pelis más famosas de estreno (que tardaban años, literalmente, en llegar aquí), imagínate una peli del estilo de Quadrophenia. Eso sí, cuando pude me la compré en vídeo y la habré visto 400 veces por lo menos.
    Un abrazo!!!

  4. Excelente recorrido, que parece más bien un pequeño estudio sociológico o antropológico-musical.
    A mí me encantan los Who, pero por alguna razón (que intuyo tiene que ver con la política y con la cultura tan diferente a la iglesa) acá en Argentina no fue una moda o un estilo o forma de vida que se afianzó. Otras como el estilo Rolling Stone o Ramones acá fueron (y en un menor sentido son) furor.

    Me gusta que hayas incluído a las reinvenciones versión ska como Madness o The Specials

    Abrazo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.