Quien es quien en Queen: Roger Taylor

Siempre digo que mis dos bandas favoritas son Pink Floyd y Queen. Con ambas me unen, además de profundas emociones, numerosas y casi siempre placenteras vivencias a las que su música, en diferentes situaciones y grados, puso banda sonora. La consabida banda sonora de la vida. Y si con Pink Floyd mi relación es más intelectual, más cerebral; con Queen son los sentimientos más cercanos a lo visceral los que se me remueven. Además, Queen son para mi una banda estacional, me explico: junto con varios grandes amigos fui descubriendo sus discos a medida que otro amigo, Fer, los traía de Madrid en las vacaciones de verano, Navidad, Semana Santa… De modo que muchas de esas grabaciones están, en mi fuero interno, ligadas a un periodo estacional diferenciado, y hablo de Jazz como un ‘disco de invierno’, por ejemplo, o de The Game como uno ‘de verano’. 
8107
Empiezo este recorrido por la historia de Queen a través de sus miembros de la mano de Roger Taylor, el hombre detrás de los bombos. Uno de los mejores baterías de la historia del Rock, además de un gran compositor y un cantante más que aceptable. Y para ello me traslado hasta 1980, año en que salía al mercado The Game y se estrenaba el video del tema que abría el disco y que se convertiría en uno de los grandes éxitos de la banda: Play the Game. Yo vi ese clip en Aplauso y me quedé prendado de la canción, aunque todavía pasarían varios meses hasta que Fer apareciera con el disco y destapara mi pasión por Queen y, por ende, pusiera nombre a ese tipo de música que tanto me gustaba: Rock.
 
En aquellos tiempos (permítanme ustedes el antañismo), toda la conexión con la banda más allá de la música, empezaba por la carpeta del disco y en la de The Game había varios detalles que me llamaron poderosamente la atención, como las cazadoras de cuero negro que vestían los miembros de Queen y una declaración en el interior de la carpeta que me tradujo mi amigo Fer, ya iniciado en los misterios del inglés: era la primera vez que Queen utilizaban un sintetizador y, por ende, había muchos más discos de ellos y usar sintetizador no era recomendable. Además, en la foto de portada, además de ellos posando en plan duro, estaba la batería de Roger, poderosa, como telón de fondo de su música, haciendo ostentación de su famoso gong.
 
La relación de Roger y la música le venía desde que era un crío y comenzó a tocar la guitarra y a cantar, instrumento que pronto cambiaría por la percusión, fabricándose el mismo una batería casera. Buen estudiante, no tardó en emigrar a Londres desde su Norfolk natal para, a la par que comenzar sus estudios de odontología, postularse como batería en anuncios por palabras. Así llegó a conocer a Brian May y Tim Staffell, y a tocar en su grupo Smile, y, a través de Tim a Freddie Mercury, con quien montó un puesto de ropa en el mercadillo de Kensington. El mundo había perdido un dentista, pero ganó al batería de una banda que se llamaría Queen y nacería de las cenizas de Smile.
 
Con la incorporación de Freddie y John Deacon a esos rescoldos que mantenían May y Taylor con vida, se cuadraría uno de los círculos mejor engrasados y fructíferos de la historia del Rock. Y es que en Queen no se puede decir que tal o cual miembro aportaran más o menos al conjunto, aunque la presencia de Freddie fuera imprescindible, por mucho que el propio Roger y Brian se empeñen en que no todavía hoy, tantos años después de su muerte. Y aunque también es necesario destacar que el peso compositivo recayó habitualmente en Mercury y May, el sonido de Queen le debe mucho a Roger Taylor
 
La aportación de Taylor a Queen es fundamental, tanto como compositor y batería, como haciendo coros y armonías vocales e incluso cantando ocasionalmente. Algunos de los grandes éxitos como compositor que firmó Roger son I´m in Love With My Car, Radio Ga Ga o A Kind of Magic, aunque mis canciones favoritas suyas, en las que además canta, son Drowse, The Loser in the End, Tenement Funster y More of that Jazz. Otra de sus contribuciones a Queen era la de apoyar a Freddie en los agudos durante las giras, presumiblemente, para que el Divo no forzara demasiado su preciada voz.
 
Su estilo con las baquetas (y que Salva me corrija en todas las tonterías que diga) es en general agresivo y duro, quizá lo que imprime a Queen su tendencia más Heavy, sobre todo durante los 70; después de The Game, el sonido de la banda cambió bastante y su batería se hizo más estática, menos fluida. Su manera de tocar tuvo que adaptarse a los caprichos compositivos de sus compañeros, sobre todo de Freddie, que lo mismo le hacían tocar una opereta y al momento siguiente una cabalgada de Hard Rock algo que, como ya habréis adivinado, realiza a la perfección en Bohemian Rhapsody, claro. 
 
 
Junto con Freddie, fue el miembro más excesivo de Queen, que ya es decir si hablamos de una banda que llevaba a gala el exceso, tanto en su música y en sus directos, como en su manera de vivir y en sus actitudes. A Roger le gustaba el estilo de vida Rock Star y lo disfrutó, sin apurarlo tanto como Freddie, pero sí con ganas y gastando a manos llenas, no en vano es un tipo inmensamente rico, algo que Queen les dio, pero que también les cobró: como ha admitido su compañero Brian, “ser en algún momento tan grandes como fuimos, con todo lo que ello implica, te provoca un desorden mental a algún nivel”.  
 
El gran fotógrafo Mick Rock, que les capturó en algunas de sus primeras sesiones a principios de los 70, dijo de Roger Taylor que “desde luego tenía facilidad de expresión y de alguna manera era la estrella de rock más tradicional de todos ellos. Era el devorador de mujeres, y fue el primero con el que hablé de drogas.” Todo un personaje tras esa carita angelical y esos ojos azules. 
 
 
Por otra parte, fuera de Queen, Roger desarrolló una interesante carrera en solitario publicando hasta cinco álbumes firmados como Roger Taylortres más con su banda paralela, The Cross, con un material que es recomendable escuchar para hacerse una idea de las capacidades del batería como compositor y líder absoluto de una banda, alejado de las baquetas. 

Para terminar, me voy a permitir reproducir una de las letras que más gustan de Roger: “Oh, dame una buena guitarra y podrás decir que mi pelo es un desastre/ Oh, tan solo dame un coche abierto y saldré a la velocidad de la luz de este lugar”.
Si te ha gustado:

10 comments

  1. Pues la entrada del otro día en el blog de Raúl te ha venido que ni pintada Alex. Dicho y escrito un ¿quien es quien ? de Queen.
    Sabes que al igual que tú pienso que The Game es el último gran disco de Queen, y su portada también me flipaba con esa pinta de superduros, casi heavys con esas chupas de cuero. Imagen que contrastaba con las fotos de la funda interior en las que parecían estar asomados al balcón de cualquier hotel de Mallorca. Un buen ejemplo del hacer a las baquetas de Taylor lo tenemos en Dragon Attack donde a base de unos tresillos en la caja llena el hueco que le dejan los demás. He de decir que tampoco es de mis baterías favoritos pero si que hay una diferencia notable en sus primeros discos a los realizados a partir de los 80 donde en muchas ocasiones sencillamente se limitaba a llevar el tempo, algunas canciones tampoco dan para mucho más pero también era el estilo que se llevaba en aquella década. Si en los 70 se trataba de tocar todo y hacer redobles interminables en los 80 se simplifico todo y en casi todos los géneros. Sino que me decis de los primeros y maravillosos discos de Scorpions, sobre todo Fly to the Rainbow con un trabajo brillante de Jürgen Rosenthal. A partir de Love drive todo cambió, también es cierto que Herman Rarerebell no es el mejor batería del mundo. Pero si repasas tus discos de aquella época te darás cuenta de lo que digo. Caso aparte son los discos de los grupos progresivos donde el virtuosismo queda patente década tras década.
    Lo que está claro es que Taylor firmó algunos de los temas más heavys de la reina. Y es el más guapo con diferencia de los cuatro. Debe de ser cosa de los baterías jajajaja.

    Saludos Alex.

  2. Siii, los baterías tenéis fama de ser los que más ligáis cabritos jajajaja!!! ¿¿Qué les dáis??
    Ya ves, me entraron las ganas de Queen y me puse a ello, sin pensármelo mucho. A ver qué tal me queda el conjunto…
    Oye, muchas gracias por tus sabias apreciaciones 'baterísticas', te juro que estoy aprendiendo a escuchar la batería de otra manera desde que nos haces estos comentarios. Y bueno, el Fly to the Rainbow y los primeros de Scorpions son unos discos que estoy disfrutando ahora más que nunca, así que me lo voy a poner hoy mismo y me voy a fijar en la labor de Rosenthal en especial.
    Venga Salva, un saludo!!

  3. Yo pensaba que los baterías eran los más feos (excepto Salva, está claro …) y los que menos ligaban, por eso de que se les ve menos y están sentados pero debo estar equivocado, a ver si un día nos cuenta Salva algún cotilleo. Me alegro que hayas iniciado este nuevo "quien es quien" y que nuestras conversaciones del otro día te hayan servido de estímulo. En cuanto a Roger Taylor, para mí es el menos protagonista de los Queen pero, gracias a ti y a Salva, he logrado apreciar un poco mejor los valores de este músico; nunca he escuchado sus trabajos en solitario y tal vez debería. Un abrazo para ambos.

  4. Bueno, los que más ligan sin duda son los cantantes y los guitarristas y según cuenta la leyenda los bajistas son los que menos ligan. En cuanto a los baterías siempre hemos tenido fama de estar un poco chalados y de ser muy cachondos, de cachondeo se entiende y eso a las chicas siempre les ha gustado.
    Los teclistas supongo que siempre se han roeado de un aura de intelectualidad que les debía de hacer aburridos jajajajaja.
    Yo de todas formas no ligaba mucho con el rollo del rock and roll.

  5. Pues sí Raúl, yo tuve en mente una entrada que titulé "La leyenda del batería loco" o algo parecido en la que pretendía englobar algunas de esas leyendas que hablan de las hazañas de los bateras más alocados, pero la dejé abrumado por la cantidad de peña loca que me fui encontrando baqueta en mano jajjaja
    Coincido contigo en lo de que Taylor me resulta a mi también el Queen menos protagonista, pero lo cierto es que también aportó bastante y sus cosas en solitario tienen interés, no dejes de escuchar algo, yo te recomendaría su primer trabajo en solitario 'Fun in Space'.
    Salva, no seas tímido y confiesa, que seguro que te llevaste a más de una de calle gracias a las baquetas jejeje
    Saludos

  6. …bueno….sobre Roger Taylor……no iba a escribir nada sobre el, pero he visto que habéis comentado que era el menos protagonista del grupo….y estoy en total desacuerdo :-)….y me explico, dejando su mayor o menor calidad baterística…
    …entiendo que en los primeros años no se le pueda considerar artífice del sonido Queen y los giros que dio la banda en aquellos años (el que tenia el asa era Freddie, por mucho que Brian no pierda oportunidad de ponerse medallas éstas últimas décadas…podría componer, y muy bien, tocar ni os cuento…pero la sombra era alargada)….pero Roger con sus composiciones particulares en arquellos años (Tenement Fuster, Im in Love…, Drowaw, Sheer Heart Attack..) le encumbro dentro los verdaderos fanes de Queen, y después a partir de The Works con los grandes exitos que reportó a la banda, Radio Ga Ga, A kind of Magic, Invisible MaN, tHESE are the Days.. (fuera parte de su sonido o calidad respecto a las primeras menos o nada exitosas)……y despues tambien habría que considerar su relevancia en directo, ya que a aparte de su misión propia, le daba cuerpo con su voz a los coros (y le voy a dar otra vez a Brian :-), que se le escuchaba mas bien pokito) y soportaba a Freddie en los agudos o cuando la voz de Freedie estaba cascada por su fragilidad crónica……he dicho…:-)

  7. Totalmente de acuerdo contigo, Manu, en el importante papel que jugaba siempre en los directos Roger, ya lo digo en la entrada, pero me reafirmo: sobre todo en los agudos, basta con ver cualquier DVD de Queen para apreciar como es Taylor el que sube los tonos apoyando a Freddie para que pudiera soportar las mastodónticas giras.
    Y también es cierto que tiene canciones maravillosas, Drowse sin ir más lejos es de mis favoritas de la banda de todos los tiempos, pero también es verdad que si te pones a mirar los créditos el peso compositivo de Mercury/May es abrumador…
    Es difícil dilucidar el peso específico de cada uno en esta banda porque uno de sus principales valores, precisamente, fue reunir cuatro talentos como pocas veces se ha dado…
    Un abrazo Manu!!

  8. Me ha gustado esa diferencia que has hecho entre los del fluido mental y la reina mas festiva y estacional yo tb asocio a Queen a mis estancias en el pueblo en verano y semana santa y a pink Floyd en un nivel mas onírico y trascendental,….ahora que lo deciis este grupo tampoco destacaba por su grado de guapura,exceptuando al batería, un poco como le ocurría a los beatles que se empeñaban en esconder al batería…. Siendo el resto normalitos….muy buena entrada ,otro día me pongo con el que de verdad tenia que haber visitado a su compañero dentista, pero que sigue siendo una de las personalidades mas importantes de la música, saludos

  9. ¡¡Gracias Vidal!! A Freddie me lo estoy guardando para el final, que es el plato fuerte de estos cuatro reyes del Rock jejjeje
    Es curioso como la música se percibe de formas parecidas e personas y momentos diferentes, como es nuestro caso en relación con Queen y Pink Floyd.
    Saludos!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.