Portadas horrorosas IV (especial machos, machotes y malos de pelo en pecho)

El horror en las portadas no tiene fin. Es un hecho. Cuanto más investigo acerca de este tenebroso mundo, más inacabable se me antoja el espanto, el esperpento y lo ridículo. Como cualquier otra ciencia, cuanto más se estudia, más amplio se dibuja el horizonte de lo que no se abarca. Me temo, señores, que me he arrogado una tarea ingente y demoledora: mostrar al mundo cuanta fealdad y horror se esconde en las portadas de discos se está convirtiendo en un trabajo hercúleo, tan solo sustenta mi ánimo el saber que al otro lado, queridos e indefensos lectores, se encuentra un inocente público, ignorante del infierno que se esconde tras una simple canción…

Sed bienvenidos, pues, a otra entrega de este sombrío y lúgubre mundo en el que gobiernan la desproporción y la monstruosidad, en esta ocasión poblado de machos y machotes de pelo en pecho…

Emerson, Lake and Palmer – Love Beach

tumblr_l9ul9zn2tf1qdmmiqo1_500

Este especial tenía que empezar por esta portada sin duda ninguna: para algunos la peor jamás diseñada que, para colmo, esconde en su interior un infierno musical sólo reservado a quienes conocieron las anteriores mieles de esta más que insigne formación. Que los ELP creadores de Tarkus o Brain Salad Surgery se descolgaran con “esto”, mereció sin perder un instante que la portada reflejara toda la malevolencia que se encierra tras esa foto llena de pelo en pecho y paquetes al viento.

Brainstorm – Smile a While

cover_571614102008

Si, si, no ya una sonrisa, es que hay que rendirse a la evidencia y descojonarse de risa ante tanta tamaña jodienda de lo que, supongo, pretendía ser una portada irónica o incluso con su punto satírico… Nada más lejos, la cosa quedó en un despropósito que todavía tiene un grado de superación añadido cuando apreciamos el sutil maquillaje blanco que estos, por otra parte magníficos músicos, lucen en consonancia con sus virginales galas. Eso sí, la música de esta cuarteto alemán setentero no tiene desperdicio, una maravilla de Jazz Rock que no debéis dejar de escuchar.

Manowar – Anthology

manowar_-_anthology

No podían faltar en este especial de machotes de pelo en pecho, ellos, los Reyes del Metal, sus majestades Manowar. Pero por mucho que me gusten, no puedo alabarles el gusto en cuanto la portada de marras. ¡¡Qué poses!! ¡¡Qué pieles!! ¡¡Qué botas!! ¡¡Qué pelitos más bien puestos!! Por favor, no les falta detalle… para partirse el pecho y no parar. Supongo que habrán tenido que sufrir más de una broma a lo largo de su dilatada carrera a costa de este esperpento.

Knorkator – Hasenchartbreaker

61yft656f1l

La verdad, cuando me enfrenté a este horror por primera vez, creí que iban en serio… Fue el detalle de los dientes el que me hizo sospechar que no podía ser cierta tanta suerte: no en vano iba a calificarla como la peor portada de todos los tiempos. La pena fue que, buscando en Internet, me enteré que son una banda que van de cachondeo y este espantajo es intencionado, cosa que no le resta fealdad, pero sí parte del verdadero horror que provoca la falta de intencionalidad en estos casos.

Enochian – Night Monumental Evil

enochian-night-monumental-evil

Estos no, estos se lo han creído de verdad… Ahí están ellos, y ella (que es todo un detalle), luciendo pecho (pelo poco, la verdad) y haciendo de tragafuegos, horrorizando al personal con su gran maldad. No puedo dormir tranquilo desde que mis ojos se toparon con tanta perversidad y execración, lo confieso, estoy en un sinvivir… Y lo peor fue que me animé a escucharlos y eso agravó aún más mi situación: ¡¡que cosa más mala oigan!!

Orleans – Waking and Dreaming

11492963_500_500

Si comparamos la portada del Higway to Hell de AC/DC y esta, obtenemos una clara perspectiva de cómo se hace una gran portada por una parte y una gran cagada por otra respectivamente. He visto portadas de singles pertenecientes a este buen disco (eso hay que reconocerlo con gran placer), que son mucho más dignas que esta muestra de piel, pelo y músculos escuálidos; a saber por qué se empeñarían en vestir este gran trabajo con esos ‘ropajes’. La verdad es que cuanto más la miro, más hipnóticas me resultan las expresiones de los músicos, la simétrica disposición de las barbas, el amor que emana de esa foto…

Stryper – Soldiers Under Command

14075

Siempre sospeché de ellos: eso de que eran una banda de Metal cristiano nunca me acabó de cuajar, soy de la opinión (al igual que Bart Simpson) de que los mejores grupos están con Satanás. Y esta portada viene a corroborar que no son de fiar: mucho amor y mucho Dios y Cristo en las letras y luego, en la portada van cargaditos de metralletas (‘tremalletas’ que dice un gitano amigo mío), cañones e incluso misiles; hombre, esto muy cristiano no es, la verdad. Y sus gay-macho-poses tan características de algunas portadas ochenteras de Glam Metal, pues eso, son todo un referente de ese cutre-estilo. Los modelitos en negro y amarillo tampoco es que contribuyan a realzar la belleza de la foto, la verdad.

Raven – The Pack is Back

raven

Los reyes del Athletic Rock, como ellos mismos se bautizaron, son una curiosa muestra de como encajar la NWOBHM con el deporte: Raven gustaban de aparecer en sus conciertos luciendo todo tipo de adminículos deportivos. Algo con lo que no tengo ningún problema, cierto es, solo que la portada de este disco les quedó de lo más salchichera con tanta hombrera y protecciones y tan malamente dispuestos. Caso aparte son las poses ortopédicas y el careto del rubio de la derecha. Una portada perturbadora a más no poder.

Herbie Mann – Push Push

herbiemannpushpush_01

Otro buen disco escondido tras una horrible portada. Seguramente alguien, en su momento, decidió que el bueno de Herbie resultaría ‘sexy’ con esa pose de macho-man y la flauta en ristre, pero lo cierto es que queda de pena y, además, da grima verlo: en vez de un meritorio disco de Jazz Rock, parece el anuncio de una grabación porno en cinta de aquellas que los pastores de mi pueblo se llevaban al cortijo para apacentar los deseos de sus solitarias noches en el campo. Por cierto que uno de los guitarristas que participa en este disco es, nada y nada menos, que Duane Allman.

Nigel Pepper Cock – Fresh White Reeboks

npc2

Bueno, y como traca final, tachaaaaaaannnn, el súper macho de la portada de esta banda norteamericana de Hardcore, que aparte de su erección sólo viste unas flamantes Reeboks blancas. Lo tiene todo el angelito: músculos de ‘acero’, bronceado integral, melena rubia al viento, rictus de duro… ¡¡¡y nada para taparse!!! No me digáis que no es tremenda la portada. Sobran las explicaciones y justificaciones: es un maldito horror. Ahora, hay que reconocer que una vez vista, resulta difícil de olvidar… ¡¡Por desgracia!!

Había más, muchas más, pero me las reservo para futuras ediciones de esta serie que, por otra parte, me trae a mal traer: no veáis la de pesadillas que sufro después de elaborar las entradas…

Si te ha gustado:

12 comments

  1. Bueno, creo que después de 30 años buceando en las entrañas del heavy metal, las portadas de Manowar y Stryper no me produjeron tanto estupor como el maromo con el lucio al aire, jajaja. Un saludo 🙂

  2. Estoy horrorizado de verdad que se los rifarían a todos en ciertos ambientes… nadie les dijo nada antes de lanzar esos horrores del buen gusto…sin comentarios…Espero que lo de tu hija ya vaya mejor y que se haya hinchado a coger chucherias de halloween en el colegio.Buen puente

    1. Pues sí Vidal, esta ha sido una semana complicada entre unas cosas y otras, pero la peque ya está bien y sin escayola, que es lo importante.
      Parece que en estos casos los asesores de imagen estaban de vacaciones o colocados o locoso vete tu a saber jajjaja
      Saludos

  3. El tipo con el lucio tieso como dice Fran, es lo mejor de lo peor. Una portada horrorosa que esconde en su interior un joya es Under Look and key de Dokken que le hacen una dura competencia en cuanto a vestimenta a Stryper.

    Buena selección. O tal vez debería decir espantosa selección.

    Un besito a Aldara.

    1. Buena y espantosa, ambos calificativos me sirven Salva jajjaja Lo cierto es que durante los 80 se hicieron verdaderos horrores de pelos cardados, hombreras y tejidos brillantosos, aunque luego la música fuera una gozada, como ese caso de Dokken que citas y tantos otros, igual le dedico un especial a esas portadas del Glam y similares…
      Aldara ya está perfecta, ¡¡muchas gracias Salva!!

  4. Y lo peor de todo, para tu salud, es que seguro que te quedan unas cuantas más. Sólo te pido que aguantes las pesadillas y que nos sigas mostrando nuevas portadas horrorosas, la verdad es que me parto de risa. Va a ser difícil que encuentres una como la última de hoy; ese tío haciendo el cachas y enseñando el miembro en plenitud, con calcetines y deportivas blancas, de verdad que jamás hubiese pensado que pudiera existir. Lo de ELP no podía ser de otra manera, disco y portada van a juego. La de Orleans es un poco gay, ¿no? Saludos.

    1. Yo creo que sí, que la de Orleans tiene su puntito en plan gay jejjeje No se si los componentes tenían esa inclinación sexual o no, pero lo que sí me ha sorprendido es su música que no conocía: es muy buena, mira tu, a pesar de tratar con el horror, me llevo algo positivo…
      Saludos y gracias por tus ánimos jejjeje

  5. Menuda colección de horrores!!!! Me temo que deberías poner una advertencia de daño visual y sensibilidad potencialmente herida al principio de la entrada, aunque lo peor es saber que todavía tienes muchas más en esta línea horrible… aunque hay que reconocer que las carcajadas que producen las mejoran un poquito!!!!
    Un saludo y ánimo con el horror!!

  6. No sé si dejar de visitar el blog… Menuda colección y las que quedan. En los ochenta se hicieron algunas excelentes portadas pero, como en toda época, que conste, mucho cruterío. Y la mayoría han envejecido muy mal. Un saludo.

    1. No hombre, no dejes de visitarme, pondré cosas más agradables en lo sucesivo, aunque de vez en cuando tendré que volver a estos horrores jajjaja
      Saludos!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.