Portadas horrorosas I

Quizá algunos de los iconos más reconocibles del Rock hayan venido de la mano de las portadas de los discos. Las hay maravillosas, atrevidas, provocadoras, inteligentes, sutiles… En fin, de mil maneras, pero también, por desgracia, las hay horribles, auténticos petardos infumables que no se alcanza a comprender como les dieron el visto bueno para que vieran la luz, que las ves y no sabes si reír o llorar…

Supongo que todos tendremos nuestras portadas favoritas y nuestras fobias particulares, en este caso, y ciñéndome a mi colección de discos, muestro algunas de las que más desagrado me producen por un motivo u otro de manera totalmente personal, claro está, y sin que la música influya. Vamos a ello pues…

Black Sabbath – Technical Ectasy

Parece ser que la portada maldita por excelencia de los Sabbath es la de Born Again, pero es un disco al que le tengo un cariño especial y, qué quieres, el bebé rojo no me da mal rollo, tanto es así que incluso lo lucí durante mucho tiempo en una sudadera. Pero la del Technical Ectasy si que me da grima, esos dos cacharros robóticos teniendo relaciones mientras se cruzan en unas escaleras mecánicas nunca me ha gustado un pelo. El contenido, sin ser de lo mejor de Black Sabbath, pues no está nada mal.
Scorpions – Lovedrive

Los alemanes nunca se han distinguido por tener un gusto especialmente exquisito con las portadas, incluso sufrieron la censura en más de una ocasión, siendo la más memorable cuando se les ocurrió colocar una foto de una niña desnuda en Virgin Killer, pero lo de Lovedrive es de risa leñe, a ver qué está pasando ahí: ¿¿que la tía tenía un chicle pegado en la teta, que es un alienígena al que han pillado en plena transformación, que ella se derrite de pasión por el morenazo latino…?? En esta ocasión, para mi gusto, Storm Thorgerson no estuvo fino. Eso sí, la música que encierra Lovedrive es cojonuda.

Barón Rojo – Arma Secreta


Lo de los barones y las portadas es otra de esas relaciones difíciles y que fue empeorando con los años en vez de mejorar: son un catálogo de desastres a cual más memorable. Si su música es un icono insustituible del Rock español, las creaciones ‘artísticas’ en las que nos ha venido envuelta, es digna, en el mejor de los casos, del olvido. Con el tirachinas erótico de Arma Secreta ya rizaron el rizo…

Queen – The Miracle


Para mi gusto el peor disco de Queen, pero es que además la portada es denterosa a más no poder. Lo de Queen y sus portadas fue bien hasta los 80, de hecho tienen algunas preciosas como las de Queen II, A Day at the Races o A Night at the Opera, pero fue llegar la década ochentera y empezar a meter pufos tremendos. Y la peor esta, sin duda. No recuerdo si en su día ese montaje de las cuatro caras resultó sorprendente, pero hoy es chocante a más no poder. Cosa más fea…

Roger Waters – Amused to Death

Un disco muy bueno, vaya eso por delante, quizá el mejor de Waters en solitario; pero la portada, por muy explicativa que quede, es de lo peorcito que tengo en mi colección. Y lo extraño es que siendo Roger un tío tan perfeccionista y cuidadoso con los detalles, se le escapara esta cosa tan horrible para dar la cara por una música tan bien hecha. 

Twilight Ophera – Shadows Embrace the Dark

En el mundillo del metal extremo hay aberraciones para dar y tomar, no es de extrañar, pero la linea que separa lo inquietante o misterioso de lo bochornoso, parece ser que no está clara en muchas ocasiones, como demuestran estos finlandeses. Esa chica intentando dar miedo con los pelos de recién “levantá”, los ojos que se le salen y el vestidito rojo es tremenda. A ver hombre, un poquillo de maquillaje, una sangre que se escurra por las comisuras de los labios, unas lentillas de colores… No sé, se lo tendrían que haber currado un poquillo más ¿no?

Ozzy Osbourne – Bark at the Moon

Otro que  ha tenido una pelea constante con sus portadas, el gran Ozzy. No sabía si poner esta o la de The Ultimate Sin, que también tiene tela, y al final me decidí por destacar Bark at the Moon por la sin par expresión del Ozzy-lobo que parece que se está descojonando más que otra cosa. Yo creo que el amigo Ozzy se lo debió pasar de miedo (que bien traído, ¿eh?) posando para esta portada, pero el resultado es de lo más patético. Por cierto, el disco muy, muy bueno…

Led Zeppelin – Presence


A ver, esta portada no es que me parezca fea o desagradable (aunque raruna si que lo es), lo que me pasa con ella es que no me pega con Led Zeppelin, lo cual es otra forma de fastidiarla… De nuevo Storm Thorgerson sale a relucir con sus creaciones: esta vez en forma de objeto negro que interactúa con las diferentes personas que aparecen en las fotos. Se supone que el objeto negro es Led Zeppelin representando el futuro, en oposición de las imágenes todas de los años 30 y 40… Vale, no está mal el concepto, pero sigue sin encajarme con la banda. En cuanto al disco en sí, solo por Achilles Last Stand ya merece la pena.

Yes – Yes


Esta la pongo más que nada como ejemplo de lo que puede aportar un buen creador de imágenes a la personalidad de una banda. No es que sea fea, tampoco es bonita, pero destaca mucho cuando la comparas con las geniales portadas que Roger Dean creó para Yes más adelante. De hecho, constituyen un universo propio y característico de la banda perfectamente identificable que acompaña a su música y la dota de un punto añadido de personalidad.

Brainstorm – Smile a While

No podía dejar pasar la ocasión para denunciar las portadas con los músicos posando en plan se supone que cachondo, y al final consiguiendo hacer el ridículo más espantoso, como es el caso de los chicos de Brainstorm, una banda alemana de Jazz Rock realmente buena, cuyos logros musicales pueden quedar en entredicho al ver la portada de este disco. No merece la pena arriesgarse por muy buenos que seáis, de verdad. ¡¡Pensad en vuestros hijos!!

Bueno, pues ya está, me he quedado a gusto, aunque me reservo el derecho de volver con otras cuantas de aquí a un tiempo…
Si te ha gustado:

7 comments

  1. Me alegra que te hayas divertido con este post Raúl, de eso se trata claro… Las que aparecen en el enlace tuyo son tremendas, alguna realmente desagradable, ¡¡vaya tela!! A punto estuve de poner yo una de Manowar en plan machotes, que cosas hay que ver jejejeje… Porque la de Nugent también es de traca, madre mía.
    Saludos y nos leemos

  2. Coincido en varias, pero la de Black Sabbath a mi siempre me ha gustado, igual que el disco. Tal vez porque fue el primero que escuché de ellos y como en esa época estudiaba diseño la portada me parecái muy molona.
    Portadas horribles las hay a miles, creo que más que chulas.
    Un saludo

  3. Esto es como todo: cuestión de gustos. El Technical Ectasy me gusta, pero en mi caso fue de los últimos que escuché y no me llenó tanto como otros de Black Sabbath, y la portada pues que no jejejje…
    Y desde luego es más sencillo meter la pata con una portada que crear algo memorable, algo que puede servir para otro post, por cierto…
    Saludos

  4. I simply want to mention I’m newbie to blogs and truly savored this web page. Most likely I’m likely to bookmark your website . You actually come with beneficial articles. Appreciate it for sharing with us your website page.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.