Pequeña historia del Inner Circle: barbaridades en nombre del Black Metal

Para celebrar que me he comprado el dominio (¡¡¡ya soy www.rocktelegram.com!!!), he decidido escribir un post acerca de un movimiento musical que nació a finales de los 80 y que se caracterizó por la brutalidad, tanto en la música como en sus acciones vitales paralelas. Ya os adelanto que hay mucha sangre de por medio…
Hablamos del Black Metal y el Inner Circle. Esto es para mí como las pelis de cárceles o de campos de concentración, me gustan pero me repelen a la vez, es una mezcla de sentimientos encontrados que hace que no puedas dejar de mirar algo que te horroriza… ¿alguien dijo morbo?
Para empezar con propiedad debemos remontarnos a los 80 cuando una oscura y brutal banda de Heavy Metal “casi” extremo llamada Venom, muy dada a los temas satánicos y diabólicos, sacan un álbum llamado Black Metalque fue un mazazo en aquellos días, aunque a día de hoy suene algo inocentón, y que influenció los sonidos y temáticas que todavía hoy siguen reproduciendo jóvenes bandas.
Venom,  pioneros del Black
Venom son considerados los padres del Black, Death y Thrash Metal. Los que dieron el primer paso hacia unos sonidos condenados a extremarse dada la propia inercia del género, que cada vez exigía más velocidad, más densidad, más brutalidad… A la vez que Venom surgieron otras bandas similares, pero eso queda para otra historia.
Ahora nos trasladamos a la tranquila y pacífica Noruega a finales de los 80 y a un suburbio de Oslo, donde un chaval un tanto rarito, fascinado por el Metal en general y en concreto por Venom, decide montar una tienda de discos para dar salida a las producciones más brutales que se pudieran concebir. El tipo era Oystein Aarseth (alias Euronymous) y su tienda Helvete (infierno en noruego).
Euronymous a punto de ir a por pan
Al poco tiempo la pequeña tienda se convirtió en el centro del underground metalero más extremo y Euronymous propiciaba la aparición de Deathlike Silence Productions, que sería la plataforma de lanzamiento inicial de bandas míticas de lo que se vino a llamar genéricamente Black Metal en honor a Venom, grupos como Mayhem, Burzum, Darktrhone, Arcturus, Immortal, Emperor o Enslaved entre otros, muchos de ellos activos a día de hoy, aunque ya menos exaltados como veremos…
Como no podía ser de otro modo Euronymous formó su propia banda llamada Mayhem y tras la grabación de dos maquetas con una producción desastrosa, Voices of a Tortured Skull (1986) y poco después Pure Fucking Armaggedon (ambas piezas de culto a pesar del pésimo sonido), y el brutal disco Deathcrush; la banda recibe en sus filas a un nuevo vocalista apodado Dead, que sería el protagonista de una de las escenas más macabras y legendarias de todo este tinglado.
Al parecer, al menos eso cuenta la leyenda, Dead era un tipo muy depresivo y melancólico, obsesionado por la muerte y los temas oscuros, que enterraba sus ropas semanas antes de los conciertos para ponerse en situación y que, durante las actuaciones, llevaba el cadáver de un cuervo en una bolsa de plástico para “sentir la esencia de la muerte” y tenerla cerca.
El sotano de Helvete, siniestrote total
Con 22 años decidió suicidarse y vaya si lo hizo… Al parecer se fue un bosque cercano a uno de los lugares de reunión acostumbrados de la banda Mayhem y se cortó las venas con un cuchillo, pero como la cosa tardaba se retiró a la cabaña y se voló los sesos. Dejó una nota que decía “Perdón por la sangre”.
El que se encontró el cadáver fue Euronymous que, lejos de horrorizarse o llamar a la policía, fue a casa a por una cámara de fotos para inmortalizar el suceso y, de paso, se cuenta que comió algo de los sesos del compañero y que recogió algunos pedazos del cráneo de Dead para lucirlos en un collar. Todavía hay miembros del Inner Circle que dicen poseer alguno de aquellos trozos.
Por cierto, si alguien quiere ver la foto en cuestión no tiene más que escribir en Google imágenes “Dawn of the Black Hearts”, que es el título del disco de Mayhem al que adorna la foto del cadáver de Dead. No es agradable, ya aviso.
A todo esto la ideología del Inner Circle se caracterizaba por el anti-cristianismo y la recuperación de los ideales nórdicos de la época anterior al cristianismo, o sea, los vikingos. Se impusieron la misión básica de erradicar el catolicismo de Noruega y velar por la pureza del Black Metal.
Y en estas estábamos cuando entra en liza el siguiente personaje de esta historia, que no es otro que Varg Vikerness, alias Count Grishnackh, líder a su vez de la banda Burzum y que se convirtió en el otro cabecilla del Inner Circle.
Varg Vikerness a la última moda vikinga
Poco a poco, el Circle se divide en dos facciones no enfrentadas pero con puntos de vista distintos sobre su ideología anti-cristiana. Por un lado la liderada por Euronymous que era satanista y por el otro la que encabezó Vikerness, que se declaraba pagano.
A principios de los 90 fue cuando me empecé a interesar por esta gente, si bien me acerqué a esta música por el lado más amable con los primeros discos de Cradle of Filth y Dimmu Borgir que eran, por decirlo de algún modo, la segunda oleada del Black Metal, también anti-cristianos y satánicos pero sin llegar a los extremismos del Inner Circle.
De hecho, la historia del Black Metal, vikingo y satánico, me fascinó tanto que creé una página web (arcaica ya, la pobre) que tuvo visitas y comentarios de gente del Inner Circle original con los que mantuve durante algún tiempo relación a través de e-mail.
Pero sigamos con la historia… Entre el 92 y el 98 se produjeron 52 quemas de iglesias, se profanaron 15.000 tumbas, cementerios de toda Noruega fueron saqueados y pintados con símbolos satánicos y se sabe que algunos integrantes del Inner Circle querían sacrificar a los sacerdotes en sus iglesias antes de prenderles fuego. Personalmente me lo creo, porque no dudaron en matar como veremos ahora.
Coincidiendo con la publicación del primer álbum oficial de Mayhem, De Mysteriis Dom Sathanas, Euronymous y Vikerness tenían planeado hacer estallar la catedral de Nidaros, que de hecho aparece en la portada del disco, pero el asesinato de Euronymous por Vikerness dio al traste con el plan y, a la vez, retrasó el lanzamiento del álbum.
El 10 de agosto del 93, Euronymous fue acuchillado en su apartamento: recibió 23 puñaladas por parte de Vikerness, 16 en la espalda, cinco en el cuello y dos en la cabeza.
Al parecer la reyerta que acabó con el asesinato de Euronymous fue provocada por los celos que sentían el uno del otro y por cuestiones de liderazgo dentro del Inner Circle. “Lo hice en defensa propia: sabía que tenía planes de matarme”, alegó en el juicio Vikernes que fue condenado a 21 años de prisión, pena máxima en Noruega.

En el video podemos ver el momento en que Varg Vikerness conoce su sentencia.
En la actualidad, ya libre, Vikerness sigue haciendo música en Burzum, que es ahora un proyecto de un solo hombre, ha escrito algunos libros y él es un neo nazi convencido y ha declarado que únicamente hace música electrónica porque las guitarras y demás instrumentos del Rock son un invento de negros. Qué le vamos a hacer…
Hay varios casos más de asesinatos relacionados con integrantes del Inner Circle. En el 92 el batería de Emperor, Faust, mató a un hombre que se le insinuó y al que siguió al interior de un bosque en aparente aceptación: Yo no había estado bebiendo ni nada parecido. Simplemente decidí, con mucha calma, acabar con la vida de este hombre. Quizá mi subconsciente me dijo que tenía derecho a hacerlo porque él era gay. Él gritaba: ‘¡No!’, pero me volví loco y seguí apuñalándole una y otra vez. Cuando estuvo en el suelo con los ojos cerrados, le di una patada para asegurarme de que realmente estaba muerto. Después volví a casa con la mente completamente en blanco, como un zombie. 
Y también barbaridades surtidas como las cometidas por Gaahl, vocalista de Gorgoroth, que en 2002 fue condenado por torturar a un hombre y beberse gran parte de su sangre.
Con el tiempo las aguas se fueron calmando, los integrantes más radicales del Inner Circle fueron muriendo o ingresando en prisión y la cosa se fue desvaneciendo, quedando a día de hoy como una influencia lejana para grupos con mucha más calidad técnica y musical; aunque como decía antes, también hay quien todavía se toma muy en serio los presupuestos originales del Inner Circle, entre  ellos, algunos que se acercan muy mucho o directamente se declaran neo nazis.
En cuanto a lo puramente musical, el Black Metal original, el más “auténtico”, no es de fácil digestión y a mucha gente se le atragantan las voces guturales y chillonas, las inexistentes melodías, los intrincadísimos riffs y las locas cabalgadas rítmicas.  Tanto el Black como el Death Metal son géneros para oídos acostumbrados, aunque hay bandas algo más melódicas como las ya citadas Cradle of Filth o Dimmu Borgir.
Un buen disco que muestra lo mejor y lo peor del género es el De Mysteriis Dom Sathanas de Mayhem, creado en plena efervescencia del Inner Circle y del Black Metal, oscuro y siniestro como pocos e influencia para muchas bandas que vinieron después.
Si te ha gustado:

4 comments

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.