Mi pequeño homenaje a la NWOBHM

Llegó un momento a finales de los 70 en que las grandes bandas clásicas del Rock estaban agotadas tras una década de gran creatividad y, todo hay que decirlo, tremendos excesos en todos los sentidos. Los sonidos del Progresivo también habían entrado en una suerte de decadencia mantenida, enfrentados a la frescura del Punk y los agradables soniquetes de los nuevos movimientos Pop que empezaban a despuntar con fuerza. Se acercaban los 80 y el Rock parecía, esta vez de verdad, que se moría… Pero no, de nuevo era una falsa alarma, ¡¡la New Wave of British Heavy Metal venía al rescate!!

Vale, gente como Thin Lizzy, UFO, Rush o AC/DC no estaban precisamente ociosos por aquellos entonces y tampoco se puede decir que se dedicaran a la música disco; peroooo ellos (entre otros) eran los continuadores de la esencia del Hard Rock setentero que nunca dejaría de estar presente, y aunque la NWOBHM se nutría de ellos, se inspiraba en ellos, NO eran ellos. La Nueva Ola del Heavy Metal Británico adoptó como padres a Deep Purple, Black Sabbath y Led Zeppelin, y a partir de ellos, en una cazuela social en plena efervescencia en la Inglaterra de finales de los 70 y principios de los 80, se cocinó un caldo en el que se recuperaba la esencia musical más Heavy de principios de los 70 con tropezones de descontento político, desempleo juvenil, rebeldía y ganas de juerga. Un guiso del que surgieron numerosas bandas que marcaron el rumbo de lo que sería el futuro del Metal.

Quizá fueran Motörhead la banda que mejor amalgamó todos esos ingredientes y sirviera de nexo entre el Hard Rock setentero y la NWOBHM, sin quererlo Lemmy y sus secuaces se convirtieron en los abanderados de una corriente que tuvo su brazo más enérgico en el Reino Unido, pero que arrasó toda Europa y llegó con fuerza hasta el mismísimo Japón. Ni que decir tiene que le profeso un especial cariño a este movimiento, en el que desarrollé mi adolescencia musicalmente y que me inundó en plenos 80 con sonidos inolvidables.

Para mi la NWOBHM tiene un nombre destacado por excelencia: IRON MAIDEN. Una de mis bandas favoritas de todos lo tiempos y a la que sigo con pasión desde entonces; no por nada es el grupo al que más veces he visto en directo a lo largo de mi vida y con el que me bauticé en concierto en la gira del Seventh Son o a Seventh Son allá por el  88.

Los dos primeros discos de Iron Maiden, los que firmó como cantante Paul DiAnno, fueron determinantes y definitorios de aquel sonido crudo, melódico y rápido, característico de la NWOBHM; y aparte de revelar a un compositor de la talla de Steve Harris y poner los cimientos de lo que, con los años, se ha convertido en una institución musical reconocida en medio mundo, su estilo ha sido guía y luz de miles de bandas que vinieron después. Con la incorporación de Bruce Bruce, el cantante de otra banda Heavy de la Nueva Ola llamada Samson, se cerraría un círculo casi perfecto.

Aparte de agrupaciones que nacieron en aquel caldo de cultivo, también hubo bandas que venían del Hard Rock y que supieron (o tuvieron que) dar un giro de cintura y cambiaron los chalecos de flecos y las bandas en el pelo por vaqueros desgarrados, cuero negro y cadenas, como fueron los casos de Judas Priest, Scorpions o los mismísimos Black Sabbath, que nos dejaron discos antológicos a la sombra de la nueva oleada.

Otra banda que me encanta de aquella Ola y que sigue activa a día de hoy son los incombustibles Saxon, que hacían en sus inicios un Metal muy crudo y potente, de afiladas guitarras, que acabaron suavizando a mediados de los 80.

Def Leppard, sin embargo, no han sido nunca una banda que me apasione, es cierto que tienen discos muy buenos y gozaron de gran popularidad en los 90, pero no he sido nunca un gran seguidor de estos británicos.

También al calor de la NWOBHM surgieron bandas más salvajes que dieron el pistoletazo de salida para que los Metales Extremos de todo tipo empezaran a germinar: sin Venom o Sabbat, hoy no existirían Slayer o Cradle of Filth

Pero también se desarrollaron en aquel momento agrupaciones que no llegaron a gozar de la fama de estos monstruos y que se quedaron en la carretera o que sobreviven a día de hoy, pero tan solo veneradas por unos cuantos metalheads con entrega absoluta; es el caso de Diamond Head, Tygers of Pang TangSamson, Girlschool, Raven o Tokyo Blade, de quienes radié hasta la saciedad su Sunrise in Tokyo:

La NWOBHM también sirvió para dar forma e imagen al movimiento Heavy: temáticas de canciones, melenas, vestimenta, símbolos, actitudes… Lo que hoy conocemos como ‘ser jevy’ nació a su sombra y se desarrolló hasta hoy. Toda una institución a la que debo muchas, muchas horas de headbanging y una tremenda pasión por su música.

Ni que decir tiene que me dejo por citar numerosas bandas, pero no deseaba hacer un listado pormenorizado ni contar todas las particularidades de este movimiento, tan solo rendirle homenaje…

…como ellos!!!

 

Si te ha gustado:

12 comments

  1. Hay, qué tiempos Alex!!!!!! Era abrir una revista, el Hevy Rock fue la primera y era un no parar de descubrir grupos que en muchos casos no llegaron a la primera división, como Tokio Blade, Diamond Head o Raven donde por cierto el cantante es primo de Dio. Grupos que simplemente no tuvieron la suerte de cara porque Diamond Head son una pasada y Tygers of Pang Tang igual.
    Sin duda Iron Maiden son los que mejor representan este movimiento ya que nacieron en el momento justo. Judas ya tenían un carrera importante aunque aprovecharon el momento como pocos.
    No me extiendo porque sería inagotable. Uno de mis temas de conversación preferidos. Cada década tiene su movimiento y cada cual lo verá como el más importante dependiendo del momento en que lo haya vivido. Pero pienso que la NWOWHM, al igual que The Beatles o los Stones en su momento y Purple, Sabbath o Zeppelin unos años después, es la responsable de todo lo que ha venido detrás.

    Saludos y buen finde, aunque como dicen los barones «parece que va a llover»

    1. Sabía yo que este tema te iba a tocar la moral jejjeje Todavía conservo algunas de aquellas Heavy Rock, incluso con los posters que traían y que estuvieron durante años colgados de las paredes de mi habitación, ya sabes, «los ojos de tus héroes, te miran desde la pared»…
      Para mi fue también muy importante este movimiento, como digo en la entrada, mi desarrollo como ‘oyente activo’ de música se produjo en aquellos años y a rebufo de lo que se cocía en Gran Bretaña, sobre todo, que a nosotros nos llegaba a través de aquellas revistas y cónicas, y también vía amigos de las capitales que venían con noticias frescas y de escuchar, por ejemplo, al Pirata en Madrid… Anda que no nos daban envidia!!
      Saludos!!!

  2. Sin menospreciar a ningún grupo y teniendo en cuenta, al fin y al cabo, que mis opiniones cambian según las estaciones del día o los minutos del año, esta generación de músicos de la que hablas fue la más mejor forever del heavy metal. Ahí lo dejo. Un saludo.

    1. Totalmente de acuerdo contigo y también sin menospreciar a nadie: aquella generación fue increíble y maravillosa, irrepetible, ¡¡aah que tiempos aquellos!! jajjaja

  3. Mi época favorita del heavy metal. Aquel sonido, que hoy se empeñan en volver a reproducir con gran acierto grupos tales como Enforcer, White Wizzard, Cauldron, Skull Fist…, fue el indicador más maravilloso de un estilo en pleno auge por aquella época y que tanto marcó a las bandas venideras. Para mí es la mejor etapa del movimiento, sin lugar a dudas. Gran entrada, compañero 🙂

    1. Gracias Fran!! No conozco a las bandas que mencionas, pero si suenan parecido a las de aquella gloriosa época, les tengo que dar unas cuantas de escuchas sin duda… Muchas gracias por mencionarlas por aquí!!
      Un saludo!!!

  4. Ni idea de que este movimiento se llamaba «New Wave of British Heavy Metal», para mí siempre ha sido el heavy metal clásico, los que tomaron el relevo del hard rock setentero con planteamientos y sonidos diferentes. Dentro del ámbito del rock prácticamente fueron los únicos que plantaron cara a la hegemonía de la new wave, el punk y el pop durante los años ochenta; de algún modo son los grupos que mantuvieron vivo al rock y de ahí que muchos aficionados identifiquen al rock con el heavy metal, sobre todo la gente que tiene entre 40 y 50 años; cualquiera que trate de hacer una selección musical de los años 80 tendrá bastantes problemas para elegir temas que no sean de heavy metal o estilos próximos. Aunque ya sabéis que nunca he estado tribalmente asociado al heavy metal, sí que he disfrutado con algunas de estas bandas de NWOBHM. Pero ahí me quedé, lo que vino después ya no me interesó tanto, salvo el power metal, género que no conozco bien pero que me gusta bastante. Saludos a todos.

    1. Pues si Raúl, el Heavy Metal clásico no es otra cosa, ni más ni menos, que la NWOBHM, de hecho la podríamos considerar como el ‘Big Bang’ del Heavy Metal, de donde salieron los pedazos y motivos que luego han ido conformando los diversos estilos y familias de lo que hoy es el Metal y que sigue en expansión, como el mismo universo jejjeje. Como apuntaba en la entrada, en aquel momento se pusieron las bases del Trash, del Black, del Death o del Power germano que tanto te gusta (a mi también, ya hablaré de ello), de hecho el Trial by Fire de Blind Guardian, por ejemplo, es un cover de Satan, una banda de la NWOBHM.
      Como dice Salva, podría estar mucho tiempo hablando de este tema, que me encanta, lo iremos recuperando en otras ocasiones…
      Saludos!!!

      1. Yo también «me crie» con la NWOBHM, y voy a reconocerlo, aun sintiendo nostalgia con esas producciones pasadas de agudos, no es mi favorita, saliéndome de la tónica general de los comentarios. Bajo mi punto de vista fue más importante las semillas plantadas entonces que la propia cosecha de la época. Con ello no voy a quitarle valor a todas las bandas de entonces, pero la reflexión es: Está ahora el metal en estado vegetativo, con respiración asistida? Hay algo nuevo? Algo que no suene a lo de siempre? Porqué los conciertos que siguen dando que hablar son los de Maiden, Slayer, Morbid Angel… Mmmm… Tal vez la generación cosechada en la NWOBHM se quedó mirándose el ombligo en lugar de sembrar, o los seguidores somos los que nos anclamos en el pasado evitando que el paciente despierte?

        Un abrazo!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.