Me voy de concierto: Iron Maiden – Legacy of the Beast Tour

Mañana es la esperada cita con la Doncella de Hierro en Madrid. Va a ser la sexta vez (si las cuentas no me fallan) que voy a un concierto de Iron Maiden: la banda que más veces he visto en directo y una de mis favoritas de toda la vida. Y para esta ocasión todo pinta que va a ser una bestialidad en cuanto a cifras de vatios, toneladas de escenario y, cómo no, asistentes. El evento supondrá, en palabras de Bruce Dickinson, “el mayor show que Iron Maiden haya realizado en España” y, de hecho, será también el concierto más importante de la gira ‘Legacy Of The Beast‘. A los pocos días de salir a la venta, se habían vendido 35.000 entradas y, a día de hoy, están prácticamente agotadas. Por cierto, ¡¡¡yo voy a pista!!!

El grupo llegará al Wanda Metropolitano con toda su producción desplegada: usarán la mayor estructura de escenario que se puede alquilar en España y se duplicarán los vatios de sonido y luces respecto a los usados habitualmente en otros recintos. Será la primera vez que los Maiden actúan en un estadio en nuestro país, en el que los británicos han tocado regularmente desde la salida del The Number of the Beast allá por 1982. Por cierto que la primera vez que los vi yo fue en la gira del Seventh Son of a Seventh Son el 17 de septiembre de 1988 en la plaza de toros de Pamplona, junto a Helloween, Anthrax y Metallica, casi nada…

Y en cuanto al setlist, que a mí me hubiera valido casi cualquier combinación de su ya amplia discografía, es el siguiente: Aces High, Where Eagles Dare, 2 Minutes to Midnight, The Clansman, The Trooper, Revelations, For the Greater Good of God, The Wicker Man, Sign of the Cross, Flight of Icarus, Fear of the Dark, The Number of the Beast, Iron Maiden, y como bises: The Evil That Men Do, Hallowed Be Thy Name y Run to the Hills. Especial mención para un tema que no tocaban desde hacía mucho tiempo: Flight of Icarus, uno de sus mayores éxitos; y también hay que destacar la gran cantidad de canciones de su época más clásica y ochentera. De hecho ES un greatest hits en directo…

Un poco mosqueante es que el concierto comenzará sobre las 21:00 horas, todavía con bastante luz diurna, lo que es posible que desmerezca el espectáculo de luces, pero es lo que tenemos con este horario de verano que no nos corresponde: tendríamos que retrasar una hora los relojes para adecuarnos a nuestro uso horario correcto. Eso sí, los teloneros, Sabbaton y Gojira, actuarán completamente de día y, como suele pasar si tocas antes de unos monstruos como los Maiden, es posible que la mayoría del público no les haga demasiado caso: en mi caso tengo mucho interés por ver a ambas bandas, así que procuraré tomar posiciones cuanto antes para disfrutarlas. Lo malo va a ser la paliza de estar de pie un montón de horas que me voy a pegar: ¡¡achaques de un viejo rockero!!

En fin, tan solo queda esperar unas cuantas horas hasta que suene el Churchill’s Speech

UP THE IRONS!!!

Si te ha gustado:

2 comments

  1. Bueno, ya nos contarás que tal ha ido pero, por lo que veo, la cosa promete. Y, además, ya sabes lo que vas a escuchar, en eso no va a ver sorpresas. Lo de estar de pie se aguanta si el espectáculo está bien; el año pasado, en el Rocktiembre, estuvimos más de seis horas de pie y también empezamos de día, eso sí acabamos reventados (por lo menos yo). Lo de los conciertos de día es lo que menos me gusta y menos si son de rock: hace calor, la gente se despista, las luces no se ven y siempre tengo la sensación de estar en un parque con una orquesta de baile tocando. Un abrazo, Alex, y a disfrutar del concierto.

    1. Pues, como ya apuntabas Raúl, no hubo sorpresas en el mega-espectáculo de Iron Maiden: todo fue rodando sobre un guión más que conocido y probado de antemano. Es lo malo (o lo bueno) que tienen estos conciertos: son todo un espectáculo visual pero musicalmente no ofrecen ninguna variación. Entre eso y que la cantidad de gente que acude es monstruosa, a veces pienso que es mejor hacerte con el DVD una vez que acabe la gira y disfrutarlo en casa tranquilamente… Casi lo mejor de estos conciertos son los pre y los post con los amigos y que charlas con un montón de desconocidos con gustos más o menos comunes.
      En fin, otra muesca en el revólver 😉
      Un abrazo!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.