Magna Carta, cuando el Folk se encontró con el Prog

A la hora de elegir un disco (en una época en la que Internet era aún Ciencia Ficción), muchas veces me dejé llevar por las sensaciones que me transmitía la portada en vez de por comentarios de colegas o referencias de las revistas especializadas, y fue algo que me salió bien casi siempre. Durante los 80, como ya he comentado en otras ocasiones, los Boletines Informativos Discoplay fueron muy importantes para mi a la hora de conseguir música y asomarme a un mundo de discos al que era muy difícil acceder desde mi pequeño pueblo. Durante años, yo diría que en todos los BID’s, aparecía un disco que nunca me decidía a pedir pero cuya portada me llamaba poderosamente la atención: Lord of the Ages de Magna Carta. Más tarde descubriría que esa portada la firmaba un tal Roger Dean
magna-carta-lord
Hubo una época de mi vida en la que no compraba mucha (por no decir ninguna) música, algo que con los años resolví con creces, aunque mi gran ilusión de toda la vida era tener una discoteca a lo grande. Pero durante unos años el mercado parecía no decidirse entre los vinilos y los CD’s y algún que otro formato que se experimentó sin mucho éxito, y yo tampoco sabía muy bien con cual quedarme… Al final, el CD se impuso y yo comencé, como en el 94 o el 95, a comprarlos. Y uno de los primeros, por fin, fue el Lord of the Ages de Magna Carta: una apuesta un tanto arriesgada pues no tenía ni idea de cómo sonarían.
 
¡¡Cuántas veces me habré echado la bronca a mi mismo por no haberlo conseguido antes!! Tras esa portada un tanto tolkeniana se escondía una música sublime que mezclaba algunas de mis tendencias favoritas: Rock Progresivo y Sinfónico, Folk y un toque Celta, todo ello adornado por unas maravillosas guitarras acústicas que construían unas melodías absolutamente cautivadoras. La formación de Magna Carta cambió a lo largo de los años, pero su líder indiscutible que ha mantenido el grupo a flote todo este tiempo, si bien con suerte variable, fue siempre el cantante y guitarrista Chris Simpson.
 
 
No me fue fácil conseguir más discos de la banda por aquel entonces, pero con paciencia logré hacerme con Seasons, un magnífico disco de 1970, segundo que publicaron tras su debut homónimo, que cuenta con la participación de Rick Wakeman. En el hay una suite de unos 20 minutos que ocupaba una cara de vinilo completa y que tiene una curiosidad añadida: en un momento dado de la canción, como a la mitad (9:30 o así), hay un efecto sonoro de gente y fiesta que es el mismo, mismito, que utilizaron Queen para comenzar su Brighton Rock. Por otra parte, la suite es magnífica y el resto de canciones, una maravilla, entre ellas Airport Song, que sería el éxito comercial más sonado de la banda.
 
El estilo de Magna Carta se basa en el Rock popular con raíces Folk de gente como Fairport Convention o Steelye Span, pero también se acerca a la armonía tendente al Pop de Simon & Garfunkel, con melodías vocales similares. Magna Carta se introdujeron con maestría en un territorio inexplorado aún a principios de los 70, en el que el Progresivo se encontró con el Folk, creando texturas nuevas y sonoridades de ensueño para los aficionados a ambos estilos, que aunque pueden parecer difíciles de mezclar, bandas como Magna Carta demostraron no solo que era factible, si no que además el resultado funcionaba muy bien. 
 
En 1971 apreció el tercer trabajo de Magna Carta que se llamó Songs From Wasties Orchard y que siguió abundando en la fórmula que les había dado resultado con su segundo trabajo, aunque hay más en este disco de Simon & Garfunkel que de Fairport Convention, para entendernos. Cuenta de nuevo con colaboraciones de lujo como la de Rick Wakeman o el que fuera miembro oficial de Magna Carta en este disco y colaborador del anterior, Davey Johnstone, que abandonó Magna Carta tras este trabajo para tocar su magnífica guitarra a las órdenes de Elton John, con quien ha seguido el resto de su carrera. 
 
 
Pero el mejor trabajo de Magna Carta llegaría en 1973, después de un directo llamado In Concert (¡qué originales!), con el disco que me los descubriría a mi mucho más tarde: Lord of the Ages. Sólo por la canción que le da título al disco, ya merecería la pena hacerse con él, una estupenda pieza de Prog-Folk que es la enseña de la banda y que se mueve entre varios desarrollos instrumentales y líricos, atmosféricos, que le confieren un aire único. Recomendable de verdad:
 
El resto del disco es un pequeño catálogo de temas maravillosos que juntos conforman un trabajo preciosista, con una maravillosa y límpida producción de simplicidad engañosa, digno de figurar en cualquier discoteca de Rock que se precie.
 
Los trabajos que siguieron perdieron un poco la gracia y el empuje de estos primeros discos y se orientaron más hacia el Rock más clásico, lo cual les restó gran parte de esa originalidad y delicadeza que fue marca de la casa de sus mejores producciones. Lo cierto es que no he seguido con demasiada atención la carrera de Magna Carta después de los 80, aunque sé que Chris Simpson ha seguido produciendo música con relativa frecuencia y girando por medio mundo. 
 
En cualquier caso es una banda muy recomendable, con discos maravillosos y canciones que seguro que harán las delicias de los que os acerquéis a ellos.
Si te ha gustado:

4 comments

  1. Es curioso de lo este grupo, tienen una trayectoria muy larga, tanto en años en activo como en discos publicados, pero yo creo que no son excesivamente conocidos. Yo, al menos, no he escuchado mucho de ellos, más allá de "Lord of the Ages", un disco que está muy bien, con ese tema homónimo muy adecuado para series o pelis épico-fantásticas. De Simon & Garfunkel tengo una entrada preparada y de Fairport Convention también me gustaría ocuparme, siempre me ha parecido una banda muy interesante; por cierto, creo recordar que algún componente de Magna Carta colaboró en algún disco o gira de Fairport Convention. Me han dado ganas de escuchar los primeros discos de Magna Carta, muchas gracias por recordarlos, Alex. Por cierto, al hablar de folk progresivo me ha venido a la mente un disco buenísimo, uno de los mejores que se han hecho en América Latina de rock progresivo: "Alturas del Machu Pichu", de los Jaivas, en el que se mezcla este estilo con los sonidos del folclore andino. Un abrazo.

  2. Pues mi conocimiento de Magna Carta se limita a un solo tema que escuché hace muchísimos años en una emisora pirata de aquí en los años 80. No recuerdo el título de la canción ni tampoco el tema en cuestión pero no me suena que sea ninguno de los que has puesto, aunque hace tanto tiempo que quién sabe. Grabé ese tema en una cinta, como tantos otros de esa emblemática emisora y me gustaba bastante. Luego en la tienda de discos veía en los estantes varios discos de ellos pero nunca me decidí a comprar nada.
    Saludos

  3. Cierto Raúl, Magna Carta son de esas bandas que han sabido mantener a un fiel aunque reducido contingente de seguidores a lo largo de los años pero sin saltar nunca al 'mainstream', y eso es de admirar: no debe ser fácil conciliar una banda de ese tamaño (por ponerle un calificativo) y, por otro lado, ganarse la vida, porque dudo que las ventas de MC hayan sido suficientes para ello, aunque puede que sí, no lo sé…
    En cualquier caso, los tres discos que cito son bastante buenos y a mi me encantan, como también me gustan mucho los que conozco de Fairport Convention, a ver para cuándo los escuchamos en tu Guitarra.
    El de los Jaivas del que hablas, recuerdo haberlo oído mencionar alguna vez en Sinfomusic, pero no lo escuché: algo que voy a solucionar esta misma mañana jejeje
    Saludos y un abrazo!!

  4. Hey, pues a ver si lo recuperas a partir de esta entrada, aunque si sonó en la radio yo apostaría a que sería Lord of the Ages o Airport Song, sus dos temas más emblemáticos…
    Yo me alegré de comprar el disco de Lord of the Ages al final, es uno de esos que machaqué hasta la saciedad y que sigo recuperando bastante a menudo, me parece perfecto para escucharlo una tarde inglesa: de esas lluviosas, ventana 'asomao' jejjeje
    Saludos Salva!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.