Lugares míticos del Rock I: Bron-Yr-Aur, el descanso del guerrero

La historia del Rock es ya Historia, así, con mayúsculas, de modo que en sus anales ya contamos con personajes, situaciones, desarrollos y, cómo no, lugares que han marcado de una manera u otra esa Historia. Y precisamente en esta serie que empiezo hoy (inspirado por mi gran amigo Miguel Ángel de la Cova, insigne arquitecto y creador de espacios mágicos), me gustaría ocuparme de esos parajes, locales o viviendas que han marcado el devenir de la Historia del Rock. Hay de todo, desde cabañas en mitad de los bosques hasta hoteles de lujo, pero todos con una característica en común: en ellos, para bien o para mal, el Rock tomó caminos inesperados o diferentes, de manera que, podríamos decir, que esos lugares marcaron la evolución de su Historia.

Corría 1970 y Led Zeppelin habían dado fin a una mastodóntica gira por Estados Unidos: con tan solo dos discos en el mercado ya se habían convertido en unos monstruos y todavía no había llegado el IV… El caso es que agotados después de lo que supongo que sería un desmadre tras otro y algún concierto en medio…, no, en serio, tras más de cientos de conciertos y miles de kilómetros en ruta durante más de quince meses, Robert Plant le planteó a su compañero Jimmy Page que se retiraran a descansar a esa cabaña, Bron-Yr-Aur: un lugar tranquilo y alejado de todo donde buscar inspiración para lo que sería su nuevo trabajo. Teniendo en cuenta que el Led Zeppelin II había sido compuesto y grabado en sesiones entre concierto y concierto durante la anterior gira, este retiro suponía un cambio sustancial.

Page aceptó y en la primavera del 70, Robert Plant, su esposa Maureen y su hija de 18 meses, Carmen; junto con Jimmy Page y su novia Charlotte Martin, se mudaron a la encantadora cabaña. Al parecer, las largas caminatas campestres, las tardes al amor del fuego bebiendo sidra y la carencia de agua corriente y electricidad, dieron sus frutos y las composiciones fueron surgiendo, a la par que una creciente complicidad entre los dos frontmen indiscutibles de la banda inglesa (sin desmerecer en ningún caso las labores de Jones y Bonham). Recordemos que Led Zeppelin se formaron al juntar a dos músicos de sesión experimentados como eran John Paul Jones y Jimmy Page con dos chavales de campo con unas aptitudes increíbles pero con muy pocas tablas tablas, o sea, Robert Plant y John Bonham. La convivencia familiar y en condiciones tan íntimas y precarias, favoreció la amistad y el entendimiento entre los dos pilares fundamentales de Led Zeppelin, justo cuando estaban empezando a despegar y a convertirse en un fenómeno de masas: algo que los unió y les dio la visión y la capacidad para seguir adelante con lo que se convertiría en uno de los más grandes monstruos del Rock de todos los tiempos.

Y la cosa funcionó. Al parecer la colaboración entre ambos fue de maravilla y empezaron a surgir canciones con facilidad, con un tono, eso sí, más bucólico y folk que las que habían compuesto para los dos discos anteriores, en las que se percibe un Rock más energético e impetuoso. Está claro que la influencia del entorno campestre y la paz del campo influyó en el espíritu de los dos músicos y de esa cabaña salieron varios de los temas de lo que sería el Led Zeppelin III y algún remanente que sería utilizado más tarde, como por ejemplo, los primeros acordes de una cancioncilla que se llamaría Stairway to Heaven. Temas como Over the Hills and Far Away, The Crunge, The Rover, Down by the Seaside, Jennings Farm Blues, Poor Tom, Friends o That’s the Way, más la propias Bron-Y-Aur Stomp y Bron-Yr-Aur, los debemos a la estancia en ese maravilloso entorno. Desde luego, fue una etapa fructífera, pues los temas que sacaron de allí se fueron publicando, no solo en el III, sino también en discos posteriores como Physical Graffiti o Houses of the Holy.

Como curiosidad, añadiré un par de cosas, la primera es que las escenas campestres del inicio de la película The Songs Remain the Same, en las que aparece Robert Plant con su familia, están grabadas en Bron-Yr-Aur.

La segunda es que, hoy en día, la granja pertenece a la familia de Scott y Ruth Roe: ella la heredó de su padre, que la compró en los primeros setenta, y allí viven junto a su hija, lejos del bullicio de la gran ciudad. Eso sí, reciben a un montón de visitantes al año, seguidores de Led Zeppelin, que buscan conocer de primera mano el lugar de origen de canciones como Stairway to Heaven. No descarto una visita en el futuro…

 

Si te ha gustado:

7 comments

  1. Has tenido una idea buenísima, Alex. Gran parte de la historia del rock, sobre todo en los setenta, se cimenta en estas convivencias hippies o pseudo-hippies: el Idlewild South de los Allman Brothers Band, la Big Pink de The Band y Bob Dylan, incluso la casa en el Camino del Águila de los españoles Imán Califato Independiente. En la peli “Bohemian Rhapsody” también se ve este tipo de convivencia en algún momento de la película. Estoy seguro que, para todos estos músicos, fueron momentos de instrospección creativa únicos. Genial que hayas empezado con Led Zeppelin, no es casualidad que tal vez el momento más brillante de esta banda, el que se produce en torno al “Led Zeppelin IV”, al menos en mi opinión, tuviera origen en aquella casa. Un abrazo.

    1. Me alegra que te guste este recorrido Raúl. Además de casas, también pretendo ‘retratar’ locales famosos donde muchos de los grandes del Rock hicieron magia, como el club UFO de Londres, el CBGB de Nueva York o The Cavern… Existen (o existieron) muchos lugares mágicos en la historia del Rock.
      Coincido contigo: alrdedor del III y el IV se produce lo más interesante de Led Zeppelin, precisamente cerca de Bron-Yr-Aur jejjejje
      Un abrazo!!!

  2. No sabía que era una cabaña, aunque el tema tiene ese aura de retiro, de soledad. A partir de ahora cada vez que escuche el III no podré dejar de pensar en esto.
    Gracias por desasnarme!
    Abrazo

  3. Hola, ale:
    Veo que la solicitud que te hice de espacios domesticos vinculados al rock que te hice hace un par de semanas para incorporarlo al ejercicio que realizo con la universidad en mi curso de taller de arquitectura 6 te ha inspirado para sacar una línea nueva de post en el blog. Me alegra y mantendré informado a mis alumnos. More beerdrinker

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.