Literatu-Rock II

Esta semana toca recuperar el Rock más literario con esas canciones o incluso discos completos que se inspiran en una novela o toman su leitmotiv principal del apasionante mundo de los libros. He tratado de no repetirme con las bandas de la entrada anterior, pero hay un par de cosas que me gustan tanto que no he podido evitar dejarlas ya… Pues nada, nos calamos los auriculares, nos ponemos las gafas y a leer y escuchar. Vamos a ello…

Moby Dick – LED ZEPPELIN

No podía faltar en esta sección el temazo de los Zep. Un instrumental en el que el gran Bonzo se lucía en directo y cuyo título está tomado del clásico de Herman Melville, quizá porque el tema recuerda a una gran ballena blanca en forma de batería que surge del mar para tragarnos… Chorras aparte, el tema, tras una pequeña intro guitarrera se centra en las baquetas de Bonham y en directo, atentos, quedaba así:

White Rabbit – JEFFERSON AIRPLANE

Con esta canción se podría decir que comienza el Rock Psicodélico o, al menos, se trata de un himno del mismo. Basándose en la Alicia de Lewis Carroll, los hippies Jefferson Airplane trataron de describir lo que se sentía en un viaje lisérgico y crearon un temazo que se ha convertido en un clásico. La cuestión está en saber si fue el propio Carroll el que nos describía los efectos de las drogas de primera mano a través del mágico y surreal mundo de Alicia o eso es algo que luego adaptaron, entre otros, los Jefferson.

Jabberwocky – CLIVE NOLAN & OLIVER WAKEMAN

En la anterior entrega de Literatu-Rock ya apareció el dúo de teclistas progresivos con su obra basada en El Sabueso de los Baskerville, pero es que su anterior disco se basaba también en el mundo mágico creado por Lewis Carroll, así que venían al pelo… De nuevo le dedican un disco entero al poema sin sentido Jabberwocky que se incluye en Alicia a Través del Espejo, y de nuevo cabe preguntarse que tomaba el Sr. Carroll antes de escribir; en cualquier caso un discazo de Rock Progresivo con abundancia de teclados y temas preciosos como este A Glimmer of Light:

Canción del Pirata – TIERRA SANTA

Como no, en el Rock patrio también tenemos ejemplos de letras inspiradas por obras literarias, y no pocas, pero tanto por lo que me gusta el poema de Espronceda, como por lo bien que lo adaptan Tierra Santa, los primeros españoles en aparecer en esta sección son ellos y su interpretación de La Canción del Pirata.

La Leyenda de la Mancha – MAGO DE OZ

No es que sean santos de mi devoción, la verdad, pero basta que le dedicaran un disco al Quijote para que despertaran mi respeto. Ya digo que musicalmente no me van mucho, pero este trabajo centrado en la obra magna de Cervantes tiene puntos bastante curiosos, lo malo es que el mejor tema, para mi gusto, es la versión de Rainbow

Love and Death – THE WATERBOYS

Otros que cogieron un poema clásico de su lengua natal y lo convirtieron en una preciosa canción. La banda de Mike Scott pone música a los versos de William Butler Yeats, lo único malo es que es un tema que dura muy poco, no me hubiera importado que lo alargaron un pedazo más.

End of the Night – THE DOORS

Los Doors ya llevan en su nombre el estigma literario pues todos sabemos que proviene del ensayo de Aldouys Huxley Las Puertas de la Percepción, pero es que además Jim Morrison era poeta y sus canciones están llenas de referencias literarias y filosóficas (era un voraz lector de Nietzsche), eso sí, bastante oscuras. En el caso de esta canción, el Rey Lagarto se inspira en la novela Viaje al Fin de la Noche de Louis-Ferdinand Céline, un clásico de la literatura francesa de la época de Morrison

Desolation Row – BOB DYLAN

Otro grande del Rock que también ha utilizado como fuente de inspiración la literatura, aunque la voracidad intelectual de Dylan era casi enfermiza y abarcó todos los campos imaginables. El caso es que este tema en concreto, que cierra el mítico disco Higway 61 Revisited, está trufado de alusiones literarias: el Jorobado de Notre Dame, Cenicienta, la Biblia, personajes de Shakespeare, Robin Hood o la mención directa de Ezra Pound y T.S. Elliot, entre otros, crean un entramado cuyo significado último a mi se me escapa, la verdad, pero en cualquier caso es una canción al más puro estilo Dylan.

Narnia – STEVE HACKETT

El virtuoso guitarrista de los míticos Genesis tiene una prolífica y altamente recomendable carrera en solitario cuyos principios se remontan a su salida de la banda allá por 1977. Precisamente un año después publicó Please Don’t Touch, su segundo disco en solitario, en el que incluyó este maravilloso tema basado en la tierra fantástica creada por C.S. Lewis y en el que las voces y la batería corren a cargo de los miembros de Kansas, Steve Walsh y Phil Ehart, respectivamente.

Animals – PINK FLOYD

No podían faltar. Y menos con un discazo de la talla de Animals. Toda una declaración de principios de Roger Waters que se inspira en la obra de Orwell, Rebelión en la Granja, para realizar una despiadada crítica de nuestra sociedad, en la que perros, cerdos y ovejas toman los papeles protagonistas representando a diversos agentes sociales. Poco más que añadir, salvo que la música de este disco es la más cruda y virulenta que Pink Floyd hicieron nunca y que se adentra ya de lleno en la turbulenta mente de Waters. Atención a esta versión de Pigs on the Wing con las dos partes unidas por un solo de Snowy White:


Bueno pues hasta aquí hemos llegado hoy. Diez propuestas diez, que espero que resulten de interés o bien musical o bien literario o, mejor todavía, ambas cosas. 
Si te ha gustado:

8 comments

  1. Pues ambas cosas Alex. Muy buena. No conocía Narnia de Steve Hackett. Precisamente nuestra próxima lectura, de mi hija y yo va a ser la saga de C.S. Lewis. Tenemos la costumbre de leer juntos todas las noches. Un capitulo cada uno aunque ultimamente con los deberes no lo hacemos todos los días.
    ¿Va a haber 3ª parte?

  2. Que bien lo de leer con tu hija Salva, yo espero hacer lo mismo dentro de poco e ir introduciéndola en el mundo de los libros. Precisamente gracias a mis padres llevo leyendo desde que era un crío, nunca se lo agradeceré lo bastante… Seguro que disfrutáis un montón en el mundo de Narnia, a mi me encantó.
    Y sí, tengo material para una tercera entrega.

  3. ¡Gran entrada, Alex! Esta serie sobre literatura y música es fabulosa, para quedarse con los ojos como platos, al igual que hace el protagonista de La Naranja Mecánica, ¡genial la imagen animada! Mobby Dick es una de las canciones con las que más alucinaba cuando era adolescente, esa manera de tocar la batería me parecía (y me sigue pareciendo) de otro planeta, tan singular como ese clásico de la literatura. Menuda selección has hecho, me gusta toda la música que has puesto, pero querría destacar la última por dos razones: pertenece a un disco que yo siempre incluyo como entre mis imprescindibles de Pink Floyd (no todo el mundo lo hace) y, además, está inspirado en un libro que leí hace mucho (de una sentada, es muy cortito) que dejó una gran huella en mi; lamentablemente, incluso hoy día más, sigue en plena vigencia: "Todos los animales son iguales …. pero unos más iguales que otros". Un abrazo.

  4. Gracias Raúl, valoro mucho que tengas una buena opinión de esta serie, como le decía a Salva, tengo todavía material para una más al menos.
    Lo del drugo Alex viene por mi 'casi' obsesión por La Naranja Mecánica, como será la cosa que mi mujer ya se niega a verla conmigo porque voy narrando los diálogos por encima jejejje; bueno en general me gusta mucho la obra de Kubrick, de hecho tengo pensado un post a su costa que creo que puede ser interesante…
    De nuevo coincidimos: Animals es, tras Wish You Were Here, mi favorito de Pink Floyd, lo prefiero incluso a The Dark Side of the Moon, imprescindible para mi también. Me encanta la atmósfera musical del disco y también su mensaje que, como bien dices, tiene plena vigencia a día de hoy: Waters plasmó un lienzo social muy certero y, de momento, casi atemporal.
    Un abrazo. Nos leemos

  5. Pues espero con ganas tu entrada sobre Kubrick es uno de mis directores preferidos, hizo pocas películas pero casi todas son obras maestras del cine. Menos la última, me gustan todas y 2001 ocupa un puesto de honor en mi filmografía predilecta.

  6. ¡¡Qué atrevimiento ni que leches jejjeje!! Muchas gracias por tu aporte…
    Ya he dicho alguna vez que los Mago no son santo de mi devoción, pero esta versión tiene su punto, sobre todo para los que vimos la serie en su momento…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.