Lana Lane, Reina del Rock Sinfónico

‘Reina del Rock Sinfónico’, si, pero también podría haberla calificado como ‘Señora del Metal Progresivo’ o ‘Abanderada del Hard Rock’… El caso es que Lana Lane, es una música muy versátil y con unas características muy definitorias. Esta mujer suele entrar en la categoría de esos artistas que pocos conocen, pero que llevan muchos años haciendo un montón de cosas diferentes, y además haciéndolas muy bien. Vale, nunca ha colocado un hit en las listas de éxitos ni se habrá hecho multimillonaria con su música (no lo parece al menos), pero cuenta con el respeto y la admiración sincera de miles de aficionados a lo largo y ancho del planeta.

Es curioso como muchos aficionados al Prog conocemos mejor la escena británica o italiana de los 70  (por poner) que la que estamos viviendo en la actualidad: somos así de friquis con estos temas y, a veces (incluso muchas veces) se nos pasan acontecimientos muy interesantes. Y Lana Lane puede entrar perfectamente en la escena más actual del Rock, aunque para muchos su nombre no signifique nada, y no es bueno que se nos haya pasado.

Lana, estadounidense de California por más señas, empezó su carrera en 1995 con un disco llamado Love is an Illusion, que tuvo gran éxito en Japón. Y aquí me gustaría hacer un inciso: cuando al principio de aficionarme al Rock escuchaba que tal o cual banda tenían ‘gran éxito en Japón’, me llamaba mucho la atención, me parecía como si esa banda hubiera colocado una bandera en la luna o poco menos; pero con el tiempo he comprendido que el mercado japonés consume mucho y buen Rock y tampoco debe extrañar tanto, que tampoco es que sea una hazaña espectacular vender mucho a los nipones, aunque confiera vistosidad y reporte unos beneficios para los artistas que siempre son bienvenidos.

Dicho esto, sigamos con Lana, que también consiguió colocar exitosamente su segundo trabajo, Curious Goods, en el país del Sol Naciente. Pero no sería reconocida en Europa hasta que publicara su tercer LP en el 98, Garden of the Moon, un precioso trabajo muy orientado al Rock Progresivo Sinfónico en el que la voz de Lana alcanza unos niveles espectaculares. Porque, creo que todavía no lo he dicho, Lana Lane es cantante, además de compositora, claro…

No voy a hacer aquí un repaso exhaustivo disco a disco de la amplía producción de Lana Lane, pues sería bastante aburrido y largo, pero si que os contaré que yo la conocí a través de la banda sueca Ayreon, en concreto del disco The Universal Migrator, pues ella pone las voces en varios temas de ese trabajo y me llamó la atención su cálido y potente registro, sin alardes innecesarios ni gorgoritos. A partir de ahí me compré su disco Queen of the Ocean, me enamoré de su música y hasta hoy…

Lana está casada con el productor y teclista Erik Norlander (bien conocido por los progheads del ancho mundo), quien ha participado en todos sus discos y es su teclista y productor habitual. Entre los dos, tanto juntos como por separado y con sus diversas colaboraciones en otras bandas, suman una impresionante producción musical, de gran calidad además, que es altamente recomendable para quienes gusten del Rock Sinfónico, Hard y Soft Rock o Metal Progresivo y similares. Su música, como no podía ser de otra forma, está plagada de omnipresentes teclados atmosféricos y solistas que, sin restar protagonismo a las guitarras, ni por supuesto a su voz, confieren a las composiciones de esta pareja una gran versatilidad y efectismo. Esta versatilidad de la voz de Lana se puede apreciar con facilidad en su variada discografía: de los registros más jazzísticos y melódicos de Winter Sessions o Ballad Collection, por ejemplo…,

puede pasar al Metal más cañero de Secrets of Astrology o Lady Macbeth:

Mención aparte merecen las portadas de los discos de Lana Lane. Sin tener un único artista en nómina, pero destilando un gusto exquisito (al menos a mí entender), la gran mayoría de las ilustraciones que acompañan los trabajos de Lana son espectaculares y muy detallistas:

Por supuesto, Lana se ha batido el cobre en directo como el y la que más y su competencia en directo es más que sobrada, y para que lo apreciéis en lo que vale, qué mejor que verla y escucharla, primero en Japón:

Y ahora en Suecia:

¿Qué más añadir que la música de Lana que ella misma no os haya comunicado ya? Tan solo subrayar que su estilo vocal imprime una calidad a la música que obliga a paladearla con calma y dejando que penetre poco a poco: no son trallazos metaleros, ni power ballads al estilo Helloween; pero sus contenidas y deliciosas melodías, el Hard Rock que lo impregna todo, el Prog que sobrevuela sus composiciones, acaba resultando en un estilo único lleno de pasión y fuerza y, sobre todo, honesto y de hermosa factura. Espero que la disfrutéis.

Si te ha gustado:

5 comments

  1. Pues me ha gustado mucho Lana Lane, muchas gracias por dármela a conocer, canta fenomenal y con mucho gusto, además me mola el estilo melódico de sus canciones; mencionas los teclados, pero a mí casi me gusta más la guitarra, al menos en los temas que he escuchado, muy adecuada al estilo de su voz y sus composiciones, incluso en algún tema me ha parecido escuchar alguna guitarra acústica. Creo que, por su estilo, podría llegar a un público muy amplio y no sólo a aficionados del progresivo o el hard rock ¿Qué discos recomiendas, los primeros? En cuanto a lo de Japón, es verdaderamente increíble la cantidad de grupos que hay allí de rock progresivo y lo que les gusta; siempre han sido muy habituales las ediciones de discos sólo para Japón, allí el mercado coleccionista es muy importante, incluso para discos españoles de rock progresivo de grupos que apenas son conocidos aquí pero que los japoneses saben perfectamente quienes son. Un abrazo.

    1. Pues si, creo que podría llegar a mucha gente si se diera a conocer, pero muchas veces se acaba escuchando únicamente lo que ponen en las radio-fórmulas y realitys musicales y se olvidan artistas de gran calidad como Lana Lane… Qué se le va a hacer, es una condena, tanto para los que nos tenemos que tragar los bodrios que se imponen, como para los que se pierden este tipo cosas jejjeje
      Para empezar te recomendaría, por ser tú, el recopilatorio de baladas (que no son para nada las típicas facilonas) y te vas haciendo a su estilo, luego, por ejemplo, con el que yo me inicié que tiene un poco de todo: Queen of the Ocean, y a partir de ahí lo que te vaya sonando mejor según tus preferencias…
      Lo de Japón es un universo aparte, yo por ejemplo, desde que vi a Baraka en directo, me quedé alucinado:
      https://www.youtube.com/watch?v=vlg1QlvKKQM

      Hay muchas bandas buenas en el país del Sol Naciente…
      Un abrazo!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.