La locura lunar de Camel

Hoy es uno de esos días en los que el deber, el ocio, la familia, los negocios, etc., se confabulan para dejarme con poquísimo espacio de maniobra que dedicarle a este vuestro blog, de modo que tengo que recurrir a la consabida fórmula de emplazaros a futuras y más comprometidas entradas, amén de dejaros con un buen disco.

Y para esta ocasión he elegido uno de mis trabajos favoritos de una de mis bandas favoritas, el magnífico Moonmadness de Camel, grabado en 1976. Una elección que no es baladí, pues me gustaría anunciaros que tengo entradas para ver a Camel en el Royal Albert Hall de Londres el próximo 17 de septiembre en un show en el que tocaran íntegro este disco, además de otros grandes clásicos de la banda.

Aún falta mucho y pueden suceder muchas cosas, pero si todo va bien y puedo estar allí (y Camel también), daré cumplida cuenta del concierto en Rock Telegram, de eso podéis estar seguros.

Este fue el primer disco que escuché de Camel y me cautivó al instante, convirtiendo a esta banda en una de mis favoritas y al disco en un imprescindible en mi personal lista de preferencias. Es un disco plagado de delicadas melodías y, a la vez, de una fuerza arrebatadora, en el que al Prog más heterodoxo se le unen infiltraciones de Jazz; un combinado que la banda exploraría más a conciencia en futuras grabaciones.

Con Moonmadness, Camel se afianzaron como una de las grandes bandas de Prog Rock de los 70 y confirmaron que se encontraban en un momento óptimo de forma, aunque también marcó los primeros cambios en su formación clásica con la marcha del bajista Doug Ferguson.

Maravillosas flautas y saxofones, explosivas guitarras, ritmos sólidos y ágiles, teclados de ensueño… Un disco para llevarte a una isla desierta y enamorarte una y otra vez de él.

 

Si te ha gustado:

4 comments

  1. ¿Para septiembre del año que viene? … En cualquier caso, a mí también me das mucha envidia. En una entrada reciente, dedicada la primer disco de Camel, comentaba que “Moonmadness” es uno de los discos mejor valorados de esta banda (algo que comparto) -junto con “Mirage”, “The Snow Goose” y el directo “A Live Record”-, y también un disco muy representativo de su estilo. Ya sabes, ve dejando espacio vacío en el móvil para hacer fotos y vídeos (si te dejan). Un abrazo, Alex.

    1. Pues sí Raúl, tengo la agenda de conciertos del año que viene bastante completa y gustosa: en mayo Roger Waters, en julio Iron Maiden y en septiembre, Camel. ¿No está mal, eh? Y todavía puede que se me ponga algún otro por ahí en medio jejjeje…
      Un abrazo Raúl!!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.