Escuelas de Rock: carne de cover band

Como dijeron los Barones, la televisión es lo mejor para suicidarse: una buena dosis de publicidad es suficiente para palmar. Pues en esas andaba yo la otra noche, a ver quién podía más, si mi maltrecho cerebro o la caja tonta (que hace tiempo ya que pasa, y bastante, de tonta), cuando entre pulsación y pulsación del mando me topé con un reportaje que me sacó de mi confortable adormecimiento para hacerme pasar a un estado de alerta que, a medida que transcurría el contenido, se fue convirtiendo en algo semejante al estupor y, casi casi, indignación. Pues, mis queridos drugos, el susodicho reportaje trataba de la Universidad del Rock

El repor, llamado Aulas para el Rock, se trasladaba hasta Barcelona, donde se ha puesto en marcha una escuela que ofrece el Grado Superior de Rock (!!). Sinceramente, no tuve el ánimo suficiente para acabarlo, pero está en la Red, así que se puede recuperar en cualquier momento, o verlo directamente pinchando aquí.


¿Habéis estado en un zoo? ¿Recordáis esos animales abúlicos, desganados, bostezando sin ganas de nada? Pues esa es la imagen que me vino a la mente mientras veía el programa. Unos tipos muy bien educados musicalmente recreando el Black Dog de Led Zeppelin y tratando de clavarlo a la “perfección”; y claro, yo me pregunté, ¿y cuál es la versión perfecta del Black Dog? ¿La del disco? ¿La de algún directo en concreto? Evidentemente ellos se referían a la del disco, pero el fondo de la cuestión, al menos para mi, es que el Rock no debería estar estabulado ni restringido a unas aulas, el Rock se siente en las tripas y debe fluir salvaje. Como dice el amigo Salva de Mentalparadise, el Rock está en la calle, se siente en la vida y en el pulso de quienes lo viven y lo transmiten de boca en boca, de concierto en concierto…

No me imagino a unos Thin Lizzy o unos Sex Pistols saliendo de una escuela, más bien es lo contrario: el Rock siempre ha tratado de escapar de las aulas, como nos han legado en forma de canción desde Asfalto hasta WASP, pasando por los mismísimos Pink Floyd. Los más grandes, los que se estudian en esas clases, fueron cualquier cosa menos alumnos aplicados… ¿Bon Scott estudiando clases de canto? ¿Jim Morrison acatando la autoridad? ¿Ritchie Blackmore portándose bien? Amos anda…


Si esto se extendiera, no sería raro que pronto viéramos en lo típicos anuncios en los que se busca a gente para montar una banda cosas como esta: “Se busca guitarrista con grado de Rock, preferiblemente con máster Young & Young” o “Necesitamos batería diplomado con al menos dos cursos Bonham superados o cursando un Cozy avanzado” o “Se ofrece cantante femenina para banda de Rock, diplomada en Joplin y máster en Turner”.


Volviendo al reportaje, otra cosa que me llamó la atención es que profesores  y alumnos, todos profesionales muy competentes sin duda, hacían continuamente referencia a músicos que fueron autodidactas y que tuvieron como universidad las calles y los suburbios donde muchos de ellos crecieron y se convirtieron en revulsivos de una sociedad de la que renegaban. Intentar doblegar el Rock y enjaularlo en un clase es un indicio más de que el Rock se está transformando en un producto de consumo de masas, sin el espíritu de rebeldía y disconformidad con el que nació y del que tomó sus maneras y su carácter contestatario y subversivo.

Vamos, que a este paso el Rock dejará de estar maldito, de pasear por el lado salvaje y se transformará en un peluche aterciopelado vestido de cuero y tachuelas, eso sí… No hay cosa que más coraje me de que se pongan de moda los iconos del Rock, ahora cualquiera lleva una camiseta de los Ramones, una chupa motera comprada en Zara y saluda alzando los cuernos, que Dio los confunda, maldita sea…

Grande Dio


La universidad del Rock entronca directamente con otro fenómeno al que estamos asistiendo últimamente y que, al menos a mi, me sorprende bastante: la proliferación de bandas tributo o cover bands. Lógico, sin recursos ni posibilidades para crecer, los músicos van a lo que les queda: recrearse una y otra vez en los clásicos, cosa que está muy bien, pero que está dejando sin bandas jóvenes el panorama. Si a eso le añadimos unas escuelas de Rock, pues nos quedará eso: carne de cover band.
Si te ha gustado:

19 comments

  1. Bueno, vamos por partes. Gracias por la mención Alex, ya estabas tardando jajajaja. He asistido a varias actuaciones de la escuela de Música de Logroño donde se hacen versiones de clásicos del rock. Lo que me llama la atenció es que los chavales y chavalas parecen estar más a tentos a no confundirse que a disfrutar, Tal vez sea comprensible, tocar delante de gente un tema muy conocido puede asustar a muchos adolescentes, pero el problema es que no transmiten nada. Solo hubo una vez que un grupo de alumnos hizo una versión de Californication de Red Hot Chili Peppers y la chica que canta y tocaba la guitarra se desmeleno y se notaba que disfrutaba de verdad frente a sus encorsetados compañeros. Este tipo de escuelas las veo bien, hay quién no tiene capacidad autodidacta para aprender a tocar, pero pienso que en gran parte son causas de la época en la que nos ha tocado vivir. Youtube estña lleno de tutorialesde como tocar tal o cual instrumento y ojo, hay buenisimos. Yo mismo veo muchos de bateria para ver ciertas cosas, pero antes nos buscábamos la vida, y a base rebobinar una y otra vez te sacabas esa canción que tenías que saber tocar porque si. Tal vez habría que decir a los profesores que lo primero es soltarse y dejarse llevar por la música.
    En cuanto a las bandas tributo que están proliferando como setas,pues bueno, en mi época si no vivias de la música de tu grupo te metias en una orquesta de verbena y a tocar pasodobles y los éxitos del momento por los pueblos. solo que con las bandas tributo al menos tocas la música que te gusta, pero o la que quieres.
    El debate está abierto. Muy bueno Alex. Lo comparto en la página que hemos creado Raúl, Bonus y yo, el tema da para mucho.

  2. ¡¡Que pedazo de comentario Salva, muchas gracias!! Por cierto, que te mencionaré más veces, por supuesto, tu blog lo merece…
    Creo que aportas puntos de vista muy interesantes. Lo primero que esto es causa del tiempo que vivimos, llevas razón, y no veo para nada mal que se aproveche lo que te ofrecen. Sin ir más lejos, en mi caso, cuando quise aprender a tocar la guitarra de crío me tuve que ir a un colegio de monjas porque no había otra opción para aprender y, claro, me enseñaron a rasgar delicadamente dos acordes para acompañar el Vamos a la Casa del Señor, duré dos días claro… Hoy los chavales de mi pueblo tienen una pedazo de escuela de música municipal donde aprenden con buenos profesores un montón de instrumentos, lo malo es que sigo viendo que lo que en mis años mozos era una pasión, los chavales de hoy se lo toman como algo-que-hay-que-hacer, salvo honrosas excepciones, como no.
    Lo de las orquestas de feria es otro punto, mercenarios del pasodoble, jejeje, y ojo, lo digo con todos los respetos, ¿eh? Conozco a un pedazo de guitarrista que toca en festivales internacionales con su grupo de RIO, pero claro, al ser un estilo minoritario no se comen una rosca vendiendo discos y es un mercenario veraniego como el que más, y el cuenta que se lo pasa bien y trata de hacerlo lo mejor posible… Y eso es otra arista del debate, pues las descargas ilegales están haciendo mucho daño y la peña no se conciencia y paga aunque sea lo mínimo por un trabajo que encima les hace disfrutar…
    En fin, el debate está abierto, como dices. ¡¡Gracias por compartirlo!!
    Nos leemos

  3. Crear una centro de formacion de alto rendimiento, ofrecer puestos de trabajo, y elevar al Rock a la enseñanza superior resulta ser en este pais un tema de crítica. Menos hablar de Rock, y más hacer por el Rock. La única crítica que a mi se me ocurre sobre este post, es que resulta demasiado fácil hablar sin conocimiento.

  4. Creéme hablo con conocimiento. Llevo desde 1986 tocando la batería y tengo los huevos pelaos de estar sentado tras los tambores. Creo que no has entendido el trasfondo del tema que ha abierto Alex. No se critican las escuelas de música más bien es la falta de pasión por parte de los chavales y profesores, Estoy muy metido en la escuela de música de mi ciudad, no como docente pero se como funciona. Más pasión y menos academicismo. Por otra parte estaríamos encantados en escuchar tus opiniones si tanto conocimiento tienes. Permaneceremos atentos.
    Un saludo.

  5. Ante todo gracias por comentar Luis. Desde mi humilde posición tampoco puedo hacer mucho más por el Rock que hablar de el y promoverlo de esta única manera que tengo a mano. También estuve al frente de un programa de radio qye se emitió durante más de 20 años.
    Como dice Salva no critico el hecho de que se eleve el Rock a los altares del academicismo si no más bien la falta de pasión y el olvido de los ideales primigenios del movimiento rockero. Si para conseguir un grado hay que dejar de lado la crítica al sistema o la subversión propias del Rock, pues aue que quieres, me atrevo a opinar que algo se queda en el camino.
    Por otra parte, también me quejo de la falta de apoyo financiero por parte de los propios aficionados que no compran discos y dejan que la música se muera de inanición. Por mi parte tengo más de mil originales y contando… No es que quiera alardear pero te lo digo para que veas que no solo me limito a escuchar y criticar.
    Saludos y espero verte de nuevo por aquí.

  6. Hubo una época en la que el rock se llenó de músicos virtuosos y con formación académica, aquellos años setenta fueron irrepetibles, sobre todo en movimientos como el hard rock y el rock progresivo, este último estilo estaba plagado de músicos con una formación acojonante, a menudo artistas formados en la música culta. Para mi gusto nunca ha habido tanto talento en el rock como en aquella época pero aquello no duró mucho, el punk reivindicó justo lo contrario (aquí en España fue "La Movida"), es decir, la idea de que el rock puede y debe hacerlo cualquiera y que nunca debe transformarse en un producto excesivamente elaborado e intelectual. La pasión y el amor por el rock es imprescindible para cultivar este estilo, es el alma de esta música, pero yo prefiero que suene bien y que su protagonistas estén bien formados. Dicho esto, prefiero que lo hagan en un Conservatorio que en un Grado en Rock, aún así siempre me parecen bienvenidas las iniciativas que se ocupen de la música. En cuanto al futuro del rock, en algún momento ya he comentado que me parece complicado que pueda caminar con dignidad si no evoluciona; el rock nació como un movimiento híbrido entre el country y el blues y ese tipo de mestizaje siempre ha estado muy presente en la historia del rock, los estilos excesivamente puros tienden a la endogamia y, por lo tanto, a la degradación genética. Es verdad que el punk, el grunge y otros movimientos lo han intentado pero aún no hemos dado con lo que revolucione el rock en el siglo XXI, mientras tanto están los clásicos, Además, creo que ya empiezo a ser muy mayor como para apreciar, con la justicia que se merecen, las novedades conceptuales que, tal vez, ya se estén produciendo en la música. Has provocado un debate muy interesante, Alex, ¡enhorabuena por la entrada! Saludos.

  7. Totalmente de acuerdo contigo Raúl, lo que se hizo en los maravillosos 70 será irrepetible. En aquellos años se alcanzaron cotas de calidad, originalidad y virtuosismo difíciles de superar. También tenían un punto de ventaja pues estaba casi todo por hacer…
    En cuanto a la formación de los músicos hubo muchos con formación clásica pero la gran mayoría fueron autodidactas y, como en el Punk más tarde, buscaron la popularización de la música y, muy importante para mi, la reivindicación de valores y posturas políticas o sociales, sin ir más lejos me estoy acordando del movimiento hippie. Además lo hicieron muy muy bien aún sin saber leer una nota.
    También de acuerdo contigo en que el Rock debe evolucionar pero creo que debe hacerlo sin renunciar a su padado y su tradición o incluso, a estas alturas, ya crreo que podemos hsblar de su historia.
    Y otra vez de acuerdo: quizá sea ya mayor para aceptar las novedades, podría ser que me esté convirtiendo en un vejete que solo hace añorar los viejos tiempos jejjeje
    Muchas gracias por tu interesante aporte Raúl. Y, por mi, sigamos con el debate…

  8. Esta claro que lo de Escuela de Rock, es realmente una Escuela de Música, destinado en primer término (o a la misma vez) a músicos cuyos gustos giran en torno al rock y quieren completar o perfeccionar su formación para aprender técnicas que realizan o que inventaron otros, y en segundo término simplemente un negocio, un reclamo (que en éstos tiempos de crisis no está nada mal)
    Ahora bien, de ahí que un alumno llegue a ser capaz (y no está nada mal) de hacer malabarismos sobre las cuerdas como Steve Vai en For The Love of God, de duplicar a Bonham en La Mula, o a Jack Bruce en White Room, no significa que después tengan el "otro" talento que llevó a éstos a marcar un estilo, o a dejar una composición para la eternidad, creando una emoción en el que los escucha…..y es por ésto por lo que creo que dices lo de Carne de Cover Band….
    De las Cover Band, hay de todo, como en botica, y demasiadas seguramente, pero al menos mataran el gusanillo del personal, e incluso (siendo generoso) en algunos momentos nos haran sentir la emoción que tuvo uno cuando escuchño aquel disco o cuando escucha tal canción……
    Muy buena entrada…

  9. Creo que me has entendido perfectamente Manu. El verdadero talento no se aprende en un aula: tiene que estar en el alma del creador y dejarle hacer.
    Yo he visto a cover bands realmente buenas, como los Pink Tones, o The Musical Box, que calcaban los conciertos de Genesis de los 70 hasta en los comentarios de Peter Gabriel o en la manera de tocar de Collins a la zurda, una cosa absolutamente impresionante: cuidado hasta el último detalle. El propio Gabriel llevó a su hija a verlos para que pudiera ver lo que hacía papi en sus años mozos jejejjeje

  10. Está claro que las circunstancias mandan, saben cuantas visitas genera un tutorial de guitarra en Youtube, desde dónde lo visionas, las guitarras que has consultado en segundamanos.es, la música que escuchas y los garitos que frecuentas. Cualquiera puede subir un vídeo a Youtube tocando su tema y si se viraliza lo suficiente obtener unos ingresos interesantes.

    La pregunta, sin solución, es ¿si los hermanos Young tuvieran 14 años en 2015 estarían subiendo vídeos a Youtube mostrando lo bien que imitan a Iron Maiden o estarían rasgándose los dedos en el local de ensayo y buscando garitos en los que tocar sus primeras composiciones?

  11. Supongo que Manuel cuando habla de La Mula se refiere a The Mule que no es un tema interpretado por Bonham sino por Paice. A no ser que haya algo llamado La MULA en alguna canción de los Zep.
    Pura curiosidad

  12. Llevas razón Jorge, lo de la publicidad y el seguimiento personalizado a través de Internet va a llegar a límites incluso rayanos en la invasión de la privacidad, y si no al tiempo…
    Y en cuanto a tu pregunta, pues no tiene solución, no, pero yo apostaría a que nos estemos perdiendo a más de un talento que se está desperdiciando en Youtube. Pero claro, es lo más fácil y rápido, ya no se estila, como he dicho más de una vez, ensayar horas y horas, patearte cien garitos y realizar veinte tomas en un estudio para sacar un tema a miles de euros la hora de grabación…

  13. Manu he eliminado uno de tus comentarios porque aparecía repetido, apuesto a que lo hiciste desde un móvil: no se qué le pasa a Blogger que repite los comentarios hechos desde un teléfono, a mi me ha pasado lo mismo…
    Y sí, tanto Paice como Bonham, los dos unos auténticos animales de las baquetas jejejejje

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.