Ellas y el Rock

El Rock no es sólo cosa de hombres. Y aunque tradicionalmente es un ámbito cargado de testosterona en el que predominan los machotes y tipos duros, también tenemos ejemplos de damas y “tipas duras” que salpican la historia del Rock de encanto, elegancia y potencia femenina.
Llegados a este punto y antes de continuar con mi personal, y por supuesto nada definitiva, lista de féminas memorables, tengo que advertir de una plaga que se viene dando desde hace unos años: los grupos de Metal con diva operística. Desde que Nightwish, Lacuna Coil o Theatre of Tragedy, crearan la tendencia, se ha abusado hasta la nausea de una fórmula que, por otra parte, tiene su encanto.

Janis y Jimi, dos mitos dándose la mano

En la lista que doy a continuación hay ausencias muy notables, pero ante la incapacidad de abarcar a todas las mujeres que ha habido en el Rock, me quedo con algunas de las más representativas y otras que merecieron un reconocimiento que no llegaron a tener. 
Dicho esto, comencemos…

Janis Joplin. no se puede empezar de otra manera una lista de este tipo. Ella fue una de las pioneras, una leyenda muerta a los 27 con todos los ingredientes que la convirtieron en un añorado referente de una época y un estilo. Su enorme voz y presencia en el escenario hicieron de ella un icono inolvidable.


Renaissance. Su cantante, Anni Haslam, es un ejemplo de elegancia y clase dentro del Rock. De ellos me gustaría hablar más extensamente pues son una banda relativamente poco conocida y no tienen desperdicio. Imprescindibles discos como Turn of the Cards o Scherezade and Other Stories son de obligada escucha para aquellos que busquen calidad y belleza en este mundo. Su música, rubricada por la maravillosa voz de Annie es sinónimo de Art Rock.

Girlschools. Pocas bandas formadas sólo por mujeres han creado una base de fans tan amplia y fiel como estas británicas que se ganaron sus galones rockeros teloneando a Motörhead, Uriah Heep, Black Sabbath o Rush. Para no perderse el tema que grabaron con sus amigos de Motörhead, Please Don’t Touch


Blondie. Es otra de esas bandas con frontwoman que crearon escuela y que siguen revisándose a día de hoy, y si no que se lo digan a los niñatos esos que han hecho una versión del One Way or Another. Desde los 70 hasta el pasado año, Debbie Harry y sus chicos se han pateado los escenarios de medio mundo a fuerza de sacar hits del calado de Call Me o Heart of Glass.


Patti Smith. Pocas como ella han sabido crearse un halo de respeto e influencia en este mundo dominado por hombres. Empezó colaborando en algunas canciones de Blue Öyster Cult (¡¡¡grandes!!!) debido a su relación con el teclista del grupo quien le animó a lanzarse al escenario con su propia banda. Horses quizá sea su trabajo más importante, al menos a mi es el que más me gusta.

Suzi Quatro. Estaba dudando entre ella y Lita Ford, y como a la guitarrista ya la mencioné en otra entrada, me quedo con la bajista. Y eso es ya un punto añadido de originalidad: una mujer, bajista y cantante y pegando fuerte con cuero negro y tachuelas, algo que en su día sorprendió a propios y extraños. Además se convirtió en todo un referente del Glam Rock de los 70 y sirvió de inspiración para bandas y cantantes femeninas posteriores.


Heart. Las hermanas Ann y Nancy Wilson también se merecen una mención de honor, aunque sea sólo por cómo han sabido adaptarse durante cuatro décadas a este mundo y casi siempre con éxito. Desde sus comienzos más metaleros en los 70 (muy recomendable el álbum Little Queen) hasta el AOR de los últimos años, las Wilson han llegado a emocionar hasta a los mismísimos Zeps interpretando el Stairway to Heaven con gran maestría. Y si no miren…

Jefferson Airplane. Hablar de ellos es hablar de psicodelia, hippies, años 60… Y de Grace Slick, cómo no, la mujer que movió a los Jefferson durante los míticos sixties creando discazos como el Surrealistic Pillow.


Warlock. En el Metal también se han dado numerosos casos de bandas lideradas por mujeres, pero quizá pocas tan emblemáticas para los metalheads de todo el mundo como Warlock y su rubia cantante Doro Pesch. Desde los 80 llevan dando guerra y, aunque actualmente ella funciona como Doro en solitario, me permito recomendar el disco Triumph and Agony de Warlock en el que están los temas más emblemáticos de Doro.


Arch Enemy. Y también en el caso del Metal extremo tenemos casos de frontwomen, como no podía ser de otro modo. Y además es curioso el caso de Angela Gossow, quien sustituyó al primer cantante de la banda de Death Metal Arch Enemy, que era un hombre, con un éxito total. Impresionante la potencia de esta chica cantando guturales. Para no perderse el Doomsday Machine, para mi gusto de lo mejorcito de la banda.



Y ya está. Diez eran diez. Podríamos seguir citando a mujeres rockeras hasta la extenuación, pero tampoco hay que pasarse, ¿no? Sirva este humilde recordatorio para homenajear a las mujeres que han sabido y saben crearse un sitio en este difícil mundo de hombres.
Si te ha gustado:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.