El guerrero sigue descansando

Aunque se supone que sigo de vacaciones, no voy a dejar, como ya dije la semana pasada, de proponer alguna escucha interesante para estos días de calor, fiestas y piscinas. Algo ligerito y, a la vez, que tenga su punto de interés, de garra… Y para ello, nada mejor que rebuscar en los orígenes del Prog, allá por los primeros 70’s para encontrar maravillas como el disco que os propongo hoy: el primero de una banda que se llamó Spring y que estos días me tiene enganchado.
Si os gusta el mellotron, este disco entrará directamente en vuestra lista de favoritos: tres de sus cuatro componentes se acreditan como intérpretes de este instrumento y, desde luego, es en gran parte protagonista en este disco de 1971. Por otra parte, también destaca la cálida voz de Pat Moran y las aterciopeladas guitarras de Ray Martínez. Y una curiosidad, aunque Spring se agotó en este disco, su batería, Pick Withers, acabaría en las filas de Dire Straits.
 
 
Y si además disfrutáis con los Moody Blues o Barclay James Harvest, casi seguro que este trabajo no os dejará indiferentes. Una auténtica gozada. Y ahora, hala, a la piscina…
Si te ha gustado:

2 comments

  1. ¡Qué casualidad! Este disco lo tenía apuntado para escucharlo, había oído hablar muy bien de él Cuánto talento olvidado hubo en los setenta … No te olvides del protector solar. Saludos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.