Discos, bandas, descargas y otra hierbas

Como bien saben los que me conocen, llevo toda mi vida comprando música.

A día de hoy mi colección de CD’s rondará los 1.200 ó 1.300. Vinilos tengo bastantes menos, pues cuando los compraba mi capacidad adquisitiva era mínima, pero con los años y a base de muchos ahorros, me hice de unos cuantos, quizá 50 ó 60. Cintas de cassette también tuve (y tengo, pero olvidadas en alguna caja del trastero) unas pocas, adquiridas en la misma época que los vinilos, cuando estos no eran posibles de conseguir, pero les tengo un coraje a las cintas que no veas: el peor formato del mundo para escuchar música. Y sí, también hice las clásicas cintas de baladitas para las chicas que me gustaban y que seguramente no escucharon en su vida…






Sheratán

Sirva esta intro para, de alguna manera, legitimarme en cuanto a lo que quiero escribir en este post. Y, vaya por delante también, que mi intención no es herir susceptibilidades (pero chico, quien se pica ajos come) ni acusar a nadie de nada, ¡¡Thor me libre!!



¿Y qué es lo que quiero decir? Pues ni más ni menos que si dejamos de comprar música (y libros, y pelis, y cuadros…) esta terminará por desaparecer, y como le tengo mucho cariño a esa maldita pécora que me enamora cada día, me gustaría aportar mi minúsculo grano de arena a esa tarea que ahora se antoja casi imposible de que todos paguemos, lo justo eso sí, por las creaciones de los demás.
Internet tiene cosas estupendas, claro, pero en lo que se refiere a la distribución de archivos sin ningún control, la cosa se ha desmadrado de tal manera que amenaza seriamente la creación pura y dura, ya que los creadores, pobres ellos, no pueden vivir del aire. El otro día, sin ir más lejos, en un reportaje de un informativo de TV hablaban del tema y salían varios jovenzuelos que, preguntados de dónde sacaban la música que escuchaban, confesaban (no sin algún rubor, cierto es) que se la bajaban de Internet y no habían pagado nunca por un disco o canción, óigase bien: NUNCA.
Soy el primero al que no le gusta que los discos tengan precios disparatados (de hecho, es algo que he sufrido cientos de veces) y también creo que los que sembraron vientos intentando hacerse de oro exprimiendo al consumidor, recogen ahora tempestades de ruina; pero al final de todo, por mucha corajina que le tengamos a las multinacionales, quien la paga es el creador que no puede producir música ( o al menos no con la calidad deseada) y luego nosotros que dejamos de escucharla.
Fijaos que dato más chungo: según pormenores de un estudio de la Federación Fonográfica española en los últimos años “ninguno de los 50 discos más vendidos en España corresponde a un artista nacional debutante, frente a los 10 que lo consiguieron en 2003”; y por supuesto seguimos como país a la cabeza mundial en descargas (me resisto a utilizar lo de ilegales), con la sangría artística que esto supone y la masiva pérdida de empleo que, como daño colateral, se produce.
Y de verdad que me importan un bledo intereses de unos y de otros cuando lo que veo afectado es la calidad de la música en general. Cuando ves jóvenes promesas que no pueden ni soñar con grabar un disco en unas condiciones medianamente decentes porque, que triste, no los van a rentabilizar en un mes. Cuando escuchas un buen disco de unos músicos que, si tuvieran continuidad y unos añitos de barrica, se podrían convertir en algo grande, pero ni pueden soñar con labrase una carrera porque “eso” ya no se estila. Cuando constatas que muchos chavales quieren ser famosos a la voz de ya, sin trabajo, sin ensayos, sin carretera, sin pasar apuros…, simplemente haciéndose famosos en un reality show a golpe de gritito histérico y versiones de éxito seguro, porque eso es lo que han mamado… Pues coño, ¡¡mal vamos!!
Al parecer, después de haber indagado entre gente mucho más joven que yo, el razonamiento es el siguiente: si de pronto escucho una canción de, por poner, Anathema que me gusta, me descargo tooooda su discografía de una vez, y nada más que para tenerla guardada, porque así, a lo bruto, ni Anathemani gloria bendita joder, que la música también hay que digerirla, deleitarse con ella y mimarla, no trajinarla como la cerveza fría en un día de calor esperando un concierto…
Y ya que estamos en directo, tampoco nos engañemos para tranquilizar la conciencia: de los conciertos y el merchandise pueden sobrevivir (muy requetebién por cierto) los señores Roger Waters o Bruce Springsteen, pero por ejemplo mis colegas de Sheratán, que son una pedazo de banda de Heavy Metal extremeña, no. Ellos se tienen que ganar la vida con sus trabajos y, como les gusta y disfrutan con ello, quitarse tiempo de otras cosas para regalarnos su música. Coño, también merecerían ganar algo por ese curro, ¿que no?
Y no creo que haya que convertirse por sistema en unos Midas del Rock a lo Rolling Stones, de hecho se puede sobrevivir con la cabeza muy alta al estilo Camel, carajo.
Si te ha gustado:

11 comments

  1. Qué razón tienes amigo!!! pero esto no tiene solución, al menos a corto-medio plazo. Seguimos siendo mucho los que nos gusta comprar CD y VINILO pero son más los que prefieren las DESCARGAS GRATUITAS, no se gastan ni 5 MÍSEROS EUROS en un CD de una banda de tú TIERRA, para así ayudarles, pero si se gastan el doble, triple y mucho más en TABACO, ALCOHOL Y DEMÁS!

  2. ..que gran razón tienes…la mayoría de los chavlales no saben lo que es ir a una tienda y comprar un disco….hace un par de años me paso una anectota muy gráfica y que describe lo que cuentas….iba en mi coche con un muy buen amigo mío, mucho mas joven que yo, metalero y músico de postín…en ésto que tengo puesto un grandes éxitos de Raimbow y al poco de empezar a sonar "raimbow eyes" me suelta con gran sorpresa y convencimiento…"ésta es de mago de oz, es hora de marchar"….ahí estaba yo diciéndole que quien hacía el cover eran los hispanos y que la canción era del 76, que ni mago de de oz ni el tenían conciencia por aquella época…
    Hay mucha gente que no sabe lo que es leerse los créditos y agradecimientos de un disco..

  3. Y a ver cómo les convences de que es justo que se pague por ese trabajo cuando lo que ven a su alrededor es justo lo contrario: lo queremos todo y gratis…

  4. Lo mismo da año arriba, año abajo… El caso es que, como bien dices, se pierden un montón de cosas no leyendo esos libretos o carátulas. A mi me encantaba que los discos vinieran con un montón de información, fotos… Cuando llegaba uno con la funda blanca y nada más que el vinilo, me fastidiaba bastante :))
    Y la anécdota que cuentas me recuerda a otra: un presentador o locutor muy joven felicitó a Bowie por atreverse a versionar a grupos del momento como NIRVANA…

  5. el tema de Bowie sería "the man who sold the world" seguramente…
    por cierto,¿quién vendió el mundo del rock?. De toda esta movida los más perjudicados sin duda: los clásica no se enteran mucho, los disco poco trabajan el concepto album, los raperos idem, los poperos a lo mejor los que lo hacen bien, y la música comercial, es comercial…Pero no se nos olvide que el rock ha vendido y mucho. Como tu dices, de vientos tempestades…Bowie financió grupos un tiempo, a lo mejor los grandes podían apostar más, aunque hablo sin mucha información. Anyway, la nueva presentación del blog, claramente mejor…ea, adios, me voy a fumarme un sigarrito y tomarme una birra, con perdón…jejeje

  6. Efectivamente era The Man Who Sold the World.
    Llevas razón en lo de que los grandes podrían apostar más, y de hecho hacen sus cositas: sin ir más lejos seleccionar a unos jovenzuelos desconocidos de teloneros es lo más tradicional.
    Hace un tiempo se oyó algo acerca de un proyecto para promocionar a jóvenes talentos en el que, supuestamente, estaban involucrados entre otros Roger Waters y Alejandro Sanz.
    Y luego hay iniciativas realmente delirantes como el crucero del Prog: http://cruisetotheedge.com/ Un crucero con Yes, Steve Hackett, Carl Palmer… De locura…

  7. Muy bueno. Hace poco comente en mi blog que ahora se ha perdido ese algo de mágico que es descubrir nuevos discos. Lo que se pierdan las nuevas generaciones. Por si no lo has leido te lo paso.

    http://mentalparadise.wordpress.com/2014/04/22/aquellos-maravillosos-anos/

    me ha hecho gracia lo de las cintas de baladas jajajaja quién no grabado unas cuantas de esas cintas, por algo decían que las mejores baladas las de los grupos heavys jajaja

    http://mentalparadise.wordpress.com/2013/08/23/las-mejores-baladas-las-de-los-grupos-heavys/

  8. Gracias Julio, me alegra que te haya parecido interesante. No creo que nadie me haga mucho caso, pero bueno, al menos he ejercido mi derecho al pataleo jejjeje
    Perdona el retraso en contestar, pero hasta ahora no había visto tu comentario.
    Saludos y hasta pronto!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.