Dios también escucha Heavy Metal

Allá por finales de los 80, alguien (ahora no sabría decir quien) me regaló el Soldiers Under Command de Stryper, la banda pionera del Heavy Metal Cristiano, Heavenly Metal, White Metal o como queráis llamarlo. En principio, no me hizo ni fu ni fa, y esas pintas medio Glam con los trajes en amarillo y negro, me echaron un poco para atrás… Pero cuando me enteré de que eran cristianos activos y lo reflejaban en sus letras, ya la cosa me dio que pensar: en principio supuse que a mi padre le haría gracia que, por fin, escuchara algo que no llevara las letras S-A-T-A-N impresas en alguna parte y le alegraría que existieran grupos de mi cuerda que iban también de la suya, pero que va, tampoco recuerdo que se emocionara demasiado.

Yo, que por aquel entonces, seguía emocionado con mis bandas de Metal de “siempre” y ya me empezaba a introducir en discos como el Black Metal o el At War with Satan de Venom, pues aquello del Heavy Cristiano me sonó un poco a chino. A mis oídos, acostumbrados ya a los veloces tableteos de Metallica o Death Angel y a los vozarrones de Cronos o Lemmy, aquella dulzura y los grititos de Michael Sweet, pues como que me resultaron un poquito sarasones, flojos, sin tirón… Y que no, que aquello de mezclar misas con Rock, a mi no me cuadraba: años más tarde estaría plenamente de acuerdo con Bart Simpson cuando afirmó que las mejores bandas estaban con Satanás. Mi lado más oscuro empezaba a florecer y a no mucho tardar me haría adicto a los metales cuanto más extremos, satánicos y paganos, mejor. Vamos, que no me fui a quemar iglesias con Varg Vikerness de milagro…

Pero el caso es que el Metal Cristiano, sobre todo a partir de Stryper, ha tenido siempre su huequecito en el mundillo, nunca ha sido una corriente mayoritaria, pero las bandas de este tipo consiguen éxito, venden discos y tienen, nunca mejor dicho, sus fieles seguidores. Sin ir más lejos, Elvis ya cantaba himnos religiosos y se inspiraba muy de cerca del Gospel, término cuya traducción no es otra que evangelio.

En Finlandia, donde yo creo que los críos vienen al mundo vistiendo camisetas de grupos metaleros, han ido un paso más allá y hay un cura católico llamado Haka Kekäläinen que se hace acompañar en sus misas por una banda Heavy y se recorre el país desde 2006 evangelizando a ritmo metálico; incluso su aspecto es el de cualquier metalero que se precie, con sus  melenas y su barba.

Y ahí no queda la cosa, pues como en la naturaleza de este estilo es innato el radicalizarse, no faltan bandas cristianas que han adoptado los ritmos y formas del metal extremo y existen formaciones, por ejemplo, de Holy Unblack Metal (en oposición al auténtico Unholy Black Metal, anticristiano y satánico de Darkthrone) o de Death Metal o Metalcore como es el caso de Still Remains, cuya calidad es innegable, aunque yo no comparta su posicionamiento evángelico:

Sea como sea a mi me cuesta mucho encajar el estilo musical del Black Metal, que prácticamente nació de las cenizas de una iglesia, con la religión católica y a las pruebas me remito con este video de los australianos Horde:

Y lo mismo me sucede con el Death Metal en clave cristiana, ese sonido tan brutal no me pega con los himnos y los salmos celestiales que se supone que entonan, ved si no a Mortification en acción:

Y como suele  pasar en esta vida, también hay timos y farsantes que se aprovechan y siguen la corriente para hacer su  particular agosto: es el caso de la banda cristiana As I Lie Diying, quienes acabaron confesando su ateísmo y que estaban fingiendo su “fe” para vender discos… Es más, su cantante declaró que “en 12 años de gira con As I Lay Dying, yo diría quizás una de cada diez bandas cristianas con las que giramos era realmente una banda cristiana”.

Así que cuidado muchachos y muchachas, porque aunque la cosa pinte santa, puede que el Diablo ronde por ahí detrás escondido. Yo, qué queréis que os diga, al igual que Bart sigo prefiriendo a los del lado oscuro…

Si te ha gustado:

12 comments

  1. A mi me gustan Stryper aparte de su temática. Las letras por lo general me la traen al pairo y me fijo más en la música. Lo de metal cristiano siempre me sonado un poco ridículo, al igual que los grupos que se declaran adoradores de satan. Siempre he pensado que es más imagen que otra cosa.
    Buen finde

    1. Desde luego, llevas razón, casi siempre es imagen y pose, y casi siempre ridícula… a no ser que tengas 15 ó 16 añitos jajjaja
      Aunque cuando se lo toman demasiado en serio, pasa lo que pasa, acuérdate de los locos del Inner Circle: esos llegaron a quemar iglesias y a matar de verdad…
      Abrazos Salva!!

    2. De mi parte ya no se ni a quien creer, unos dicen que Dios no le agrada el rock y el metal, algunos que si, sólo Dios lo sabe, necesita el revelarme si estoy bien o mal en oirlo.

  2. Es gracioso todo esto de los satánicos y los cristianos, al menos a mí siempre me ha hecho bastante gracia, todo ese rollo de que rock es la música del diablo, la obscenidad anticristiana de Elvis cuando se movía en el escenario, los discos en los que se escucha a Satán si los pones al revés, la declaración de intenciones de un grupo que se quiso llamar Black Sabbath, etc. Aunque en principio el rock pudiera parecer anticristiano, incluso hay determinados movimientos que recomiendan alejarse de este estilo por obsceno, lujurioso y satánico, también me acuerdo de cuando salió la peli “Jesucristo Superstar”, hubo bastante movida, gente que pensaba que era un sacrilegio y, también, curas que adoraban a aquel Jesucristo hippie, incluso animaban a los jóvenes a que escucharan sus canciones. Y esto del heavy cristiano pues también me hace sonreir, lo del death metal y el black metal cristiano me sorprende, aunque también es verdad que los extremos se tocan y, como bien comentas, la mortificación y el sacrificio pueden estar presentes en cristianos y anticristianos. Ya sabes que a mí el heavy duro no me va mucho, prefiero a estos Stryper con el pelo cardado, disfrazados de carnaval y con ese llamamiento edulcorado, me imagino que a Dios, ¿no? Un abrazo, Alex.

    1. En efecto Raúl, Stryper siempre llamaban a Dios, las baladas estaban dedicadas a Jesús y sus letraban se basaban en salmos y pasajes bíblicos… Todo en ellos era divino, incluso llegaban a repartir Biblias en sus conciertos jajjaja Todo muy del gusto de la ortodoxia, aunque yo creo que mucho era pose, y como funcionó acabaron cargando las tintas.
      Por otra parte, tanto la peli como la BSO de Jesuschrist Superstar me encantan, y la imagen de Cristo, aunque tampoco se aleja demasiado de la ortodoxia evangélica, al menos es algo más humana y cercana.
      Un abrazo Raúl!!

  3. Tendrían que ir Stryper a evangelizar a los true-unholy-no-trend-no-possers-no-wimps de la más profunda cueva del trollfjorden!!! Como dijo el auténtico sacerdote del metal, Emilio Cañas: En el Infierno hablamos en Cristiano, como Dios manda!!!

  4. Un inciso: qué están mirando los abejorros/zánganos de los Stryper en la foto? El descenso de los cielos de su todopoderoso??? Igual han divisado a la especie invasora de la avispa asiática y están temiendo dejar de cardarse el pelo con xu rica miel… yo personalmente me quedo con los zumbados quemaiglesias, y no con los no menos chalados preachers con cuerdas de acero santificado…

    1. Yo creo que están arrobados mirando el resplandor divino de su propio reflejo en un espejo jejjeje Ya sabes que yo, donde se ponga un Drakkar, allá que me subo hacha en mano jajjaja!!!

  5. Fachada y más fachada, igual me da el famoso inner circle que los metaleros cristianos. Menos Stryper, ojo. Esos son de verdad y enciman tocan maravillosamente bien. Aunque he de reconocer que son un poco cursis y pastelosos en ocasiones. ‘To hell with the devil’ es un discazo. Un abrazo, Alex 🙂

  6. Es un concepto muy extraño para mí este del rock cristiano… sobre todo cuando la iglesia predicaba (no sé si sigue haciéndolo) que el rock era satánico y escuchar ese tipo de música debía ser pecado y todo. Supongo que puede funcionar cuando realmente no prestas mucha atención a las letras, salvo que seas un fervoroso creyente, por supuesto!!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.