Cressida, pioneros del Prog

Esta semana del año, la anterior a Navidad, es para mi desde hace unos años, una de las más cargadas de trabajo de todo el calendario, así que, dado mi previsor talante, de nuevo me ha cogido el toro (o el reno que para el caso ambos son cornúpetas) y me he quedado sin entrada para hoy. De modo que voy a recurrir al socorrido disco de Rock Progresivo perdido en la noche de los tiempos y que yo, ProgMan, rescata del olvido para que no os quedéis sin escucharlo…

Y en esta ocasión le va a tocar el turno a Cressida, una banda inglesa (que raro, ¿no?) que allá por los setenta (¡¡esto es todavía más raro!!) sacó un par de discos para la discográfica Vertigo (esto empieza a ser sospechoso…) realmente maravillosos. Estaba dudando si proponeros la escucha del primero, llamado igual que la banda, o de este segundo y último publicado en 1971, llamado Asylum, y como podéis comprobar me he decidido por esta obra maestra, sinfónica y con unos increíbles teclados,  que seguro que hace las delicias de cualquier adicto al Prog clásico.

Cressida fueron pioneros del Prog y para que veáis que no soy el único que los admira, mirad lo que dice Mikael Åkerfeldt acerca de ellos: «He sido un gran fan de Cressida desde hace muchos años y tengo ambos discos en CD y vinilo, la banda me influyó mucho a la hora de escribir canciones para mi banda Opeth. He estado conectando Cressida a lo largo de toda mi carrera y nunca dejaré de estarlo.»

Pendiente me queda un homenaje para el gran Greg Lake que nos dejó hace poco más de una semana. Una gran pérdida  para el mundo del Rock. Otra más…

 

Si te ha gustado:

12 comments

  1. Los conocía. De hecho puse en Mentalparadise una de sus canciones en aquel verano maratoniano en que publique una canción por día. Ya sabes día uno: One de Metallica, día dos: Two minutes……y luego al mes siguiente me lie con canciones que tuvieran la palabra Summer en el título. De Cressida puse, Summer Weekend of a Lifetime de este mismo álbum. Me encantan los teclados de este disco. Otro disco con buenos teclados es Get Ready de Rare Earth, discazo. Volviendo a Cressida, el batería Ian Clark, cuando se separaron, no perdió el tiempo y rapidamente pasó a formar parte de Uriah Heep, y como anécdota cuenta «Irónicamente, en el momento en que «Asylum» finalmente salió al mercado yo ya estaba en Uriah Heep, y «Asylum» y «Salisbury» de Heep fueron puestos a la venta bajo el mismo sello que nos había ignorado, Vertigo. Fue una sensación extraña». (esto último lo he recuperado de Mentalparadise, no creas que tengo tan buena memoria)
    Por fin viernes Alex y una semana para vacaciones. Yo me he despreocupado por completo del blog. No tengo ni ganas con el volumen de trabajo que tengo y eso que tengo varias entradas listas para publicar, pero hasta el lunes me doy un descanso.

    Un abrazo.

    1. ¡¡Que buena aportación Salva!! No sabía que el batería de Cressida pasó a formar parte de una de mis bandas de cabecera, fíjate tu, de lo que se entera uno… Vertigo tuvo un catálogo excepcional para los amantes del Prog clásico, una de esas discográficas de leyenda.
      Yo también ando muy liado Salva, de hecho tengo un montón de comentarios pendientes en vuestros blogs y, mira, en el mío propio estoy contestando con mucho retraso (y también tengo pendientes algunas reformas), el final de año y un probable cambio en mi status laboral me están trayendo de cabeza…
      Un abrazo!!!

  2. A mí esta banda siempre me ha recordado un poco a los grupos de la escena Canterbury, como Caravan, aunque no esté encuadrada en esta rama del progresivo, sobre todo por esos elementos prestados del jazz. También a los Moody Blues, por lo melódico y sinfónico de su música, y por el uso del órgano. Efectivamente, aquí mandan los teclados, pero cuando entra la guitarra también suena muy bien. Saludos.

    1. Pues sí Raúl la guitarra también suena de lujo, y es que eran muy buenos y podrían, como bien dices, haber formado parte de la escena Canterbury que, por cierto, está llena de joyas por descubrir, me estoy acordando por ejemplo de National Health, una banda quizá bastante familiar para los adeptos, pero que mucha gente desconocerá y hay que ver lo buenos que son… Igual les dedico pronto una entrada…
      Saludos!!!

  3. Hay 2 personas a las que los grupos progresivos de los 70 deberían tener en nomina: Mikael Akerfeldt, y el bueno de Alex!!! Gracias a vosotros un buen puñado de gente como yo, surgidos de las cavernas en las que una afinación superior a RE supone un villancico, se han interesado y siguen haciéndolo por bandas a las que la música debe tanto.

  4. Pues ni idea de este grupo.
    Gran sonido, lo que mas me ha gustado ha sido el órgano y lo jazzero en algunos momentos de la guitarra eléctrica. El sonido del órgano me recordaba a los Colosseum, grupo que admiro mucho.
    En general muy buen equilibrio entre jazz y sinfónico.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.