Colin Bass y ‘An Outcast of the Islands’, el hombre y el disco

Colin Bass es uno de esos currantes del Rock que nunca tendrán mucha fama, pero que se han ganado respeto y admiración a base de ser coherentes y desarrollar su trabajo de la mejor manera posible. Un músico con una larga carrera a sus espaldas, cientos de horas de escenario y una relación con Andy Latimer que viene de antiguo y que ha dado como fruto alguna de las mejores canciones de Camel
Este elegante bajista británico de voz serena y aterciopelada está ligado a Camel y a Andy Latimer desde el trabajo de 1979 de la banda inglesa de Rock Progresivo, I Can See Your House From Here. Quizá para muchos no sean los años más interesantes del camello tras los apasionantes 70’s, pero si algo tienen Camel (y Andy Latimer) es que en todos sus discos hay algo que rascar. Soy un incondicional de Latimer, como músico y como persona, y por lo tanto vaya por delante que todos sus discos me gustan, algunos más que otros, por supuesto, pero no me desharía de ninguno. Ya hablaré de ellos en otras ocasiones.
 


Además de un músico imprescindible en las últimas etapas del sonido Camel, Colin Bass ha ejercido labores primordiales en Camel Productions desde los años 90, compañía gracias a la cual hemos podido disfrutar de su música desde entonces. Es de esos instrumentistas que saben fundirse con una banda y dejar de lado su ego, consiguiendo un maravilloso efecto sobre el conjunto. Sus sólidas y ricas líneas de bajo, destacando cuando es preciso, se integran a la perfección con el resto de la banda creando el mejor de los efectos, o sea, una buena canción.
La discografía de Colin Bass es muy rica y variada, se extiende en el tiempo desde su primer trabajo discográfico con la banda Velvet Opera en 1971 hasta su último trabajo en solitario de 2015, At Wild End. Por el camino encontramos un montón de colaboraciones y trabajos de producción con artistas de lo más diverso: desde sus intervenciones como bajista y vocalista en trabajos de la cantante Oumou Sangare (Mali) o del gran guitarrista Prince Robinson (USA), hasta sus discos firmados con su alter ego Sabah Habas Mustapha.


Precisamente como Sabah Habas Mustapha escribió el tema Denpasar Moon (también incluido en An Outcast of the Islands) con el que consiguió un gran éxito en Indonesia a mediados de los 90.

An Outcast of the Islands (1998) es como un disco perdido de Camel. Y es que la simbiosis LatimerBass vale tanto en una dirección como en la contraria. La entrada con Macassar es ya un anuncio de lo que será el disco: se trata de un pequeño instrumental en el que Andy deja varios de esos punteos suyos que te parten el alma, donde a la guitarra parece que le falten notas o mástil o cuerdas para poder dar de sí todo lo que los dedos de Latimer son capaces de sacar.


Tras la exitosa gira de 1997 con Camel, Colin se trasladó a Polonia para grabar este disco junto a músicos de las bandas progresivas del país Abraxas y Quidam y el batería Dave Stewart, mientras Andy aportó sus piezas desde California, donde Camel Productions tenía su cuartel general por entonces.

El suave colchón de Hammond, los coros femeninos y los efectos eco sobre algunas voces, además de otros toques de la producción de Bass y sus colaboradores, le da al disco un sabor floydiano que no se puede dejar de notar.


An Outcast of the Islands es un disco conceptual basado en la novela homónima de Joseph Conrad. Al parecer Colin se identificaba con algunas experiencias del protagonista de la novela, pero para el disco le resultaban demasiado desagradables, así que optó por cambiar la historia, haciéndola más personal y positiva.

En el disco hay temas con cierta orientación progresiva instrumental, cortos arreglos para orquesta de cuerda y, por supuesto, canciones en tono de Rock, todas con un elevado tono emotivo y ciertos toques dramáticos.


Un disco altamente recomendable para casi cualquier oído habituado al progresivo, imprescindible para los amantes de Camel e indicado para todos los que sean abiertos de mente musical y deseen disfrutar de un más que buen disco en el más amplio sentido de la palabra.

No lo dudéis un segundo y completar vuestra discografía con los discos de este gran músico. Algo que podéis hacer desde su página web, que además cuenta con un interesante blog: Colin Bass

Si te ha gustado:

3 comments

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.