40 años y tan frescos

Casi mediados de enero… ¿Desear feliz año a todos es todavía pertinente o ya huele a rancio? “Burla burlando” creo que ya está hecho, así que vayamos ahora a las disculpas por estos prolongados silencios que no pretendo que se alarguen ya más en este blog: y es que entre problemillas de salud, fiestas y excesos navideños y otros menesteres propios del tecleante, me he dejado en el tintero algunos temas que me escuecen una barbaridad, como por ejemplo (y sobre todo) un post dedicado a los 40 años de mi amado The Dark Side of the Moon. Pero en fin, ya habrá tiempo de hablar de ese disco, que motivos tiene de sobra para ello, ya tenga 40 ó 41 tacos.

El caso es que, corriendo aún el primer mes del año, se me ocurre que no estaría de más hacer una pequeña lista de algunos de los 40 aniversarios discográficos que se producirán a lo largo de este recién estrenado 2014, como una especie de desagravio por no haber rendido pleitesía al Dark Side, si ustedes me lo tienen a bien, como no.
Empecemos pues y a lo grande con doble aniversario:

DEEP PURPLE – Burn / Stormbringer

Pues si, los Purple estuvieron de doble estreno en 1974 con dos discos algo desiguales como son los que figuran un par de renglones más arriba para comenzar y finalizar el año, ya que Burn se publicó en febrero y Stormbringer en noviembre. Por si fuera poco, la banda estrenaba también doble cambio en su formación con la entrada de David Coverdale a las tareas vocales y Glen Hughes al bajo y a la voz también, sustituyendo respectivamente al enorme Ian Gillan y al no menos grande Roger Glover.
Esta formación supuso el estreno del Mk III con un pletórico Burn que, sin alejarse del Hard Rock, coqueteaba también con el Soul o el Blues, y que nos legó algunos temas clásicos inolvidables como el propio y energético Burn, Mistrated, Lay Down, Stay Down o You Fool No One. Un discazo en toda regla, vamos. 
El Stormbringer ya es harina de otro costal y, personalmente, me parece una bajada de nivel importante, quizá porque los dos nuevos miembros impusieron sus tesis sobre las de Ritchie Blackmore, y el sonido más Soul, incluso Funky, se hace notar demasiado para mi gusto sobre el Hard más visceral marca de la casa. De hecho, Ritchie se marcharía al poco tiempo para, gracias a los Dioses, crear nada más y nada menos que Rainbow
No me cansaré de repetir que la actuación de Deep Purple del 6 de abril del 74 en el festival California Jam es uno de los espectáculos de Rock más acojonantes de la historia. Se puede (y se debe) ver el video correspondiente en el que Ritchie, más cabreado que un mono, no deja títere con cabeza a la par que ofrecen un concierto de los que hacen época… De hecho debería dedicarle un post en profundidad a ese concierto…

CAMEL – Mirage

 

El segundo disco de mis amadísimos Camel no tiene desperdicio. Publicado el 1 de marzo del 74, es uno de los puntales imprescindibles del Rock más sinfónico, progresivo y espectacular. Creado por una formación en estado de gracia comandada por Andy Latimer y Peter Bardens, se apoya sobre las sólidas y preciosistas bases rítmicas de Andy Ward y Doug Ferguson, y sienta de verdad el comienzo del personal e inimitable sonido Camel; por cierto que por primera aparece vez la flauta en manos de Andy.
Temas como White Rider o Lady Fantasy son imprescindibles para varias generaciones de amantes del buen Rock.

GENESIS – The Lamb Lies Down on Broadway

 

Para muchos el mejor trabajo de los Genesis de la era Gabriel, para algunos incluso es una de las obras cumbres no reconocidas del Rock; yo prefiero Foxtrot, Selling England by the Pound o Nursery Crime, lo cual no quita para que este doble álbum conceptual me parezca una maravilla que, por desgracia, marca la salida de la banda de Peter Gabriel y el comienzo del reinado del terror de Phil Collins en Genesis (válgame el chiste).
En cuanto al disco en sí, no me valdrían unas cuantas líneas para describir toda la intensidad, belleza y profundidad que encierra esta música. Como apunte, debo añadir que, si bien como digo, es un disco que ha enamorado a miles de seguidores de Genesis, los propios componentes del grupo manifestaron en su momento sus molestias con respecto a la rapidez con que se había compuesto y grabado y se llegó a decir que se hubiera podido mejorar significativamente. No sé. Lo cierto es que las tensiones que se produjeron a raíz de este disco provocaron que Gabriel se largara…

QUEEN – Sheer Heart Attack

 

También de cumpleaños está el tercer disco de Queen este año. ¡¡Y qué disco!! Una maravilla desde el primer y energético segundo de Brighton Rock, en la que Brian mete unos guitarrazos magistrales, hasta el tormentoso final de In the Lap of the Gods… Revisited.
Para mi es un disco especial por la cantidad de buenos momentos y recuerdos que me evoca y no puedo (ni quiero) ser objetivo al denominarlo como una obra maestra que encierra momentos magistrales y únicos en la historia del Rock.
La única pena es que no tengamos a Freddie entre nosotros para celebrar este cumpleaños. Nunca puedo evitar preguntarme qué estarían haciendo hoy en día Queen si él siguiera vivo. Qué le vamos a hacer… 

KING CRIMSON – Starless & Bible Black / Red

 

Los reyes carmesíes con el sr. Fripp a la cabeza también tuvieron doble estreno en 1974 con estos dos trabajos. Starless & Bible Black es un discazo casi en directo aunque no lo parezca, pues a varios de los temas del disco, que se grabaron en vivo, se les suprimieron los aplausos en el estudio, con lo cual parece una grabación al uso.
Red es uno de mis discos favoritos de la banda y supuso el final de una época, ya que tras él pasarían siete años hasta que Fripp decidiera sacar de la hibernación a King Crimson, eso sí, con una formación y unos presupuestos totalmente diferentes.
Ambos discos merecen que brindemos con unas birras a su salud porque son magníficos.

YES – Relayer

 

 Uno de los momentos más espectaculares de la carrera de Yes se grabó en 1974, resultando un disco que se adelantó a su tiempo y que algunos no supieron entender en su momento debido a las complejidades instrumentales y técnicas que el disco nos ofrece. Relayer es un dechado abrumador de música que no da un segundo de respiro hasta los últimos minutos de To Be Over, en los que la calma se adueña de la música y nos podemos relajar un tanto tras casi 40 minutos de intensidad pura. 
Es uno de mis discos preferidos de la banda y del género (Rock Progresivo, por si acaso…) y uno de los puntales de una de las bandas más originales que se pueden disfrutar.

THE ROLLING STONES – It’s Only Rock’n’Roll 

 

Si el Rock ha muerto en no sé cuántas ocasiones ya, ellos se han encargado de resucitarlo otras tantas. Señoras y señores, con ustedes, Sus satánicas Majestades… 
Y aunque ellos son unos auténticos revienta cifras y aniversarios de todo tipo, no está de más recordar los 40 añitos de este It’s Only Rock’n’Roll, que supondría el estreno en la producción de los Glimmer Twins (o Jagger y Richards para entendernos) y la vuelta a los más puros orígenes rockeros de la banda insignia del movimiento. Además crearía una de las frases icono que más utilizamos los que disfrutamos como locos de esta música: ¡¡¡es sólo Rock’nRoll, pero me gusta!!!
******
Evidentemente hay muchos más, durante aquellos primeros setenta si algo no faltó fueron buenos discos de Rock, pero no me quiero poner pesado ni hacer una lista exahustiva, así que, de momento, me quedo con estos pocos. Por supuesto, se admiten recordatorios de discos que seguro que merecen estar en esta lista y que mi mala cabeza o mi despiste han dejado fuera.
Si te ha gustado:

One comment

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.